Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 99688
 
Tweet
Levin S, Wells C, Barnard N. Dietary Cholesterol and Blood Cholesterol Concentrations
Journal of the American Medical Association (JAMA)
17 de noviembre 2015
Volumen 314 nº 19 página(s) 2083-4

El Comité Asesor sobre Recomendaciones Dietéticas de EEUU en 2015 ha concluido que la ingesta de colesterol en los alimentos no incrementa las concentraciones de colesterol. El autor cree que esta conclusión es errónea.

En un metanálisis publicado en 2005, Berger et al hallaron que cuando los participantes incrementaban su ingesta diaria de colesterol en hasta 650 mg, la concentración total de colesterol aumentaba en una media de 12,1 mg/dL y la de LDL en una media de 16,7 mg/dL.

(Para convertir mg/dL en mmol/L hay que multiplicar por 0,0529).

Análogamente, una publicación de 2002 sobre referencias de ingestas dietéticas publicada por el IOM concluyó que el colesterol en la dieta incrementa las concentraciones de colesterol en sangre. La FDA llegó a la misma conclusión cuando decidió obligar a informar sobre el contenido en colesterol de los alimentos.

El grado en que el colesterol contenido en los alimentos contribuye a los niveles de colesterol en sangre tiene una importancia más teórica que práctica, porque la mayor parte de los alimentos que contienen colesterol también contienen cantidades considerables de grasas saturadas; ambos tienden a incrementar las concentraciones de colesterol LDL.