Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 14/10/2019
SIETES contiene 92822 citas

 
Ref. ID 99527
 
Tweet
Romano A, Gaeta F, Valluzzi RL, Maggioletti M, Zaffiro A, Caruso C, Quaratino D. IgE-mediated hypersensitivity to cephalosporins: cross-reactivity and tolerability of alternative cephalosporins
The Journal of Allergy and Clinical Immunology (J Allergy Clin Immunol)
septiembre 2015
Volumen 136 nº 3 página(s) 685-91

Con el fin de explorar la hipersensibilidad alérgica cruzada entre penicilinas y cefalosporinas y entre estas, investigadores de dos clínicas de alergia en Italia evaluaron a 102 pacientes con antecedente de alergia a una cefalosporina. Se efectuaron pruebas de exposición por vía oral y pruebas de sensibilidad cutánea a penicilina, ampicilina, amoxicilina y 11 cefalosporinas a todos los pacientes.

Se registró reactividad cruzada entre un grupo de cefalosporinas que comparten una cadena lateral común: cefuroxima, ceftriaxona, cefotaxima, cefepima y ceftacidima, y también en un grupo formado por la ampicilina y dos aminocefalosporinas (cefaclor y cefalexina).

En general, los pacientes alérgicos a una cefalosporina de uno de estos grupos toleraron los fármacos del otro grupo. La cefazolina fue típicamente bien tolerada por los pacientes con alergias a las cefalosporinas de los dos grupos citados.

Un comentarista de JW afirma que la alergia a la penicilina mediada por IgE es típicamente causada por metabolitos de la penicilina que contienen el anillo ß-lactámico, mientras que la alergia a cefalosporinas es causada principalmente por cadenas laterales. Por lo tanto, los pacientes con alergia a una penicilina pueden tolerar generalmente una cefalosporina con una cadena lateral distinta. Existe una rara probabilidad de que un paciente con antecedente de alergia a una penicilina o a una cefalosporina reaccione frente a otra cefalosporina a causa de su anillo ß-lactámico o de otros metabolitos no identificados, motivo por el cual se recomienda realizar pruebas cutáneas o bien una exposición a dosis crecientes antes de administrarle una cefalosporina.