Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 16/10/2019
SIETES contiene 92824 citas

 
Ref. ID 99392
 
Tweet
Imamura F, O'Connor L, Ye Z, Mursu J, Hayashino Y, Bhupathiraju SN, Forouhi NG. Consumption of sugar sweetened beverages, artificially sweetened beverages, and fruit juice and incidence of type 2 diabetes: systematic review, meta-analysis, and estimation of population attributable fraction
British Medical Journal (BMJ)
21 de julio 2015
Volumen 351 página(s) h3576

El objetivo de esta revisión sistemática y metanálisis fue examinar las asociaciones entre consumo de bebidas azucaradas, bebidas con edulcorantes artificiales y zumos de frutas con el riesgo de diabetes de tipo 2, antes y después de ajustar según la adiposidad de los participantes, y estimar la fracción atribuible poblacional del consumo de bebidas azucaradas sobre el riesgo de diabetes de tipo 2 en EEUU y el Reino Unido.

Métodos: Se identificaron e incluyeron en la revisión los estudios prospectivos en adultos sin diabetes publicados hasta febrero de 2014. La fracción etiológica poblacional fue estimada en encuestas nacionales en EEUU en 2009-10 y en el Reino Unido en 2008-12. Se realizó un metanálisis con un modelo de efectos al azar para calcular la fracción etiológica poblacional asociada al consumo de bebidas azucaradas.

RESULTADOS: Se obtuvo la información deseada de 17 cohortes (38.253 casos y 10.126.754 años-persona).

La franja más elevada de consumo de bebidas azucaradas se asoció a una mayor incidencia de diabetes de tipo 2, de un 18% por cada ración diaria (IC95%, 9%-28%) sin ajustar por adiposidad, y de un 13% (IC95%, 6%-21%) si se ajustaba por adiposidad.

La franja más elevada de consumo de bebidas con edulcorante artificial incrementó el riesgo de diabetes en un 25% (IC95%, 18%-33%) por cada ración diaria, y en un 8% (IC95%, 2%-15%) tras ajustar por adiposidad.

La franja más alta de consumo de zumos de fruta se asoció a un incremento del riesgo de diabetes de tipo 2 de 5% (IC95%, de -1% a 11%), que fue de 7% (IC95%, 1%-14%) tras ajustar por adiposidad.

Para las bebidas azucaradas no se identificaron fuentes potenciales de heterogeneidad ni de sesgo. Para las bebidas con edulcorantes artificiales no se puede descartar un sesgo de publicación así como confusión residual. Para los zumos de fruta la asociación no fue significativa en los estudios en los que se aplicó un criterio objetivo de diabetes de tipo 2.

Se calcularon fracciones etiológicas poblacionales. En EEUU fueron calculadas sobre 20,9 millones de nuevos casos de diabetes de tipo 2 previstos a lo largo de 10 años (tasa de incidencia absoluta de 11,0%); de estos casos, 1,8 millones serían atribuibles al consumo de bebidas azucaradas [fracción etiológica (FE) = 8,7% (IC95%, 3,9%-12,9%). En el Reino Unido habría 2,6 millones de nuevos casos de diabetes de tipo 2 en 10 años (tasa absoluta de incidencia de 5,8%), de los que 79.000 serían atribuibles al consumo de bebidas azucaradas [FE poblacional = 3,6% (IC95%, 1,7%-5,6%).

CONCLUSIONES: El consumo habitual de bebidas azucaradas se asoció a una mayor incidencia de diabetes de tipo 2, independientemente de la adiposidad. Aunque las bebidas con edulcorantes artificiales y los zumos de fruta también mostraron asociaciones positivas con la incidencia de diabetes de tipo 2, los resultados estuvieron probablemente sesgados. No obstante, tanto las bebidas con edulcorantes artificiales como los zumos de fruta no parecen ser alternativas saludables a las bebidas azucaradas para la prevención de la diabetes de tipo 2. Si se supone una relación causal, el consumo de bebidas azucaradas durante años podría ser responsable de una proporción sustancial de los nuevos casos de diabetes de tipo 2.