Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/3/2020
SIETES contiene 92954 citas

 
Ref. ID 99244
 
Tweet
McCarthy M. Industry paid $6.5bn to US physicians and hospitals in 2014
British Medical Journal (BMJ)
7 de julio 2015
Volumen 351 página(s) h3697

La información contenida en la base de datos Open Payments, creada por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, indican que en 2014 los médicos y los hospitales universitarios de EEUU recibieron 6.490 M$ (4.200 M€) de 1.444 compañías farmacéuticas y de productos sanitarios, en forma de más de 11,4 millones de transacciones financieras. Los “beneficiados” fueron más de 60.000 médicos y 1.100 hospitales docentes. Alrededor de la mitad de esta suma, 3.230 M$, fueron pagos por investigación (de estos, ¡2.520 M$ para médicos individuales!), 2.560 M$ fueron pagos “generales” como honorarios para conferenciantes, gastos de viaje, regalos y entretenimiento, y 703 M$ fueron pagos por inversiones y derechos sobre patentes y otros.

La base de datos es navegable, de manera que se pueden buscar las relaciones financieras entre un médico determinado o un hospital determinado y las compañías farmacéuticas y de productos sanitarios.

Se espera que a partir de 2016 se creará una base de datos similar en el Reino Unido. Se calcula que en este estado las compañías farmacéuticas pagaron unos 40 millones de libras a 21.000 médicos en 2012, y 38,5 millones en 2013.

Es posible que algunos pagos por investigación a médicos individuales sean transferencias a directores de ensayos clínicos y otros estudios, que luego distribuyen entre sus colaboradores. No bstante, llama la atención el pago de 2.020 M$ en concepto de gastos generales.

Los hospitales docentes recibieron 705 M$ en concepto de pagos por investigación, y 543 M$ como gastos generales.

La AMA hizo pública una declaración en la que se quejaba de que se habían dado solamente 45 días a los médicos para revisar la corrección de la información hecha pública en la base de datos, una actividad que “necesita tiempo, no es (de navegación en la red) amigable y es complicada”. La AMA también indicó que salir en la lista de receptores de pagos de la industria podría “implicar erróneamente” que un médico ha hecho algo inapropiado… “la AMA se opone fuertemente a las interacciones inapropiadas y no éticas entre médicos e industria. Sin embargo, algunas relaciones con la industria pueden ayudar a introducir la innovación en la atención sanitaria, contribuir al bienestar económico de las comunidades y ofrecer recursos significativos para la formación médica continuada, en beneficio de los pacientes en último término”.

[Hipocresía o estupidez del gremio?]