Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 13/8/2019
SIETES contiene 92794 citas

 
Ref. ID 99173
 
Tweet
Colorectal Writing Group for the Surgical Care and Outcomes Assessment Program–Comparative Effectiveness Research Translation Network (SCOAP-CERTAIN) Collaborative. Thromboembolic complications and prophylaxis patterns in colorectal surgery
JAMA Surgery (JAMA Surgery)
1 de agosto 2015
Volumen 150 nº 8 página(s) 712-20

Los resultados de este estudio indican que en los últimos años, a pesar de la aplicación de la profilaxis tromboembólica, las tasas de enfermedad tromboembólica (ETE) en pacientes sometidos a cirugía colorrectal no han disminuido.

El objetivo del estudio fue describir la incidencia y los factores de riesgo de complicaciones tromboembólicas y la profilaxis contemporánea de la ETE en pacientes sometidos a cirugía colorrectal.

Para ello se obtuvo información de un Programa de Evaluación de Resultados del Tratamiento Quirúrgico en el estado de Washington (SCOAP en inglés), conectado a una base de datos estatal sobre altas hospitalarias, entre enero de 2006 y diciembre de 2011. La variable principal fue la incidencia de complicaciones tromboembólicas venosas durante la estancia hospitalaria y en los 90 días siguientes.

RESULTADOS: Entre 16.120 pacientes (edad media, 61,4 años, 54% mujeres), el empleo de profilaxis perioperatoria de la ETE aumentó de manera significativa, de 31,6% a 86,4%, el de la profilaxis durante la estancia hospitalaria aumentó de 59,6% a 91,4% (p de tendencia <0,001 para ambas comparaciones). En conjunto, un 10,6% de los pacientes fueron dados de alta con profilaxis; la profilaxis posterior al alta pasó de 9% de los pacientes al inicio del estudio, a 12% al final. La incidencia de ETE fue de 2,2% (360 de 16.120).

Los pacientes sometidos a cirugía abdominal presentaron una tasa de incidencia de ETE más alta que los sometidos a otros procedimientos pélvicos [2,5% (246 de 9.702) comparado con 1,8% (114 de 6.413); p=0,001]. Los pacientes operados por cáncer mostraron una incidencia parecida de ETE en 90 días a los operados por otras patologías (2,1% comparado con 2,3%). En los análisis ajustados se asociaron a un mayor riesgo de ETE en los 90 días siguientes la edad avanzada, la cirugía no electiva, el antecedente de ETE y las intervenciones por enfermedad inflamatoria intestinal (p<0,05 para todos ellos).

A pesar del incremento del porcentaje de pacientes que recibió profilaxis, a lo largo del estudio no se apreció disminución significativa de la incidencia de ETE (aproximadamente de 2% a lo largo del estudio).

CONCLUSIONES Y RELEVANCIA: La tasa de incidencia de ETE es baja. Además, no se ha modificado a pesar del incremento de las profilaxis perioperatoria y postoperatoria. Pocos pacientes recibieron profilaxis después del alta. “Si casi un 40% de los casos de ETE ocurre después del alta, existe una oportunidad de mejora de la calidad., que no obstante debe ser cuidadosamente comparada con la posibilidad de incremento de las complicaciones y de los costes sin efecto beneficioso adicional”. Añaden que estos resultados podrían merecer una revisión de las guías de práctica clínica.