Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 18/10/2019
SIETES contiene 92826 citas

 
Ref. ID 98941
 
Tweet
Dyer O. Experimental drug that injured UK volunteers resumes in human trials
British Medical Journal (BMJ)
2 de abril 2015
Volumen 350 página(s) h1831

Está a punto de iniciarse en Rusia un ensayo en fase II con el anticuerpo monoclonal TGN1412, el que en 2006 causó graves lesiones a los 6 voluntarios que participaron en el primer ensayo en fase I realizado en Londres, a causa de una tormenta de citocinas, una reacción autoinmune grave que da lugar a fallo multiorgánico. Uno de los voluntarios perdió los dedos y uñas por necrosis; otro fue descrito por el personal que lo atendía como “el hombre elefante”, a causa de la hinchazón enorme de su cabeza. Los 6 voluntarios fueron indemnizados tras presentar una demanda, y la empresa, TeGenero, se declaró en bancarrota.

Según un editorial del BJCP, de uno de sus directores, Adam Cohen, este es un ejemplo de cómo “un producto sofisticado puede ser destruido por un plan de desarrollo incorrecto”.

A finales de 2006, antes de que los investigadores pudieran determinar qué se había hecho mal, los derechos comerciales de TGN1412 fueron adquiridos por un inversor ruso. El fármaco fue rebautizado como TAB08, y su desarrollo fue continuado por la compañía rusa TheraMAB.

Poco después, la investigación sobre el fármaco dio nuevos datos sobre sus efectos sobre las células T. Se había esperado inicialmente que el fármaco activara preferentemente las células T reguladoras, y que así suprimiría la inflamación de origen autoinmune. Lo habían evaluado inicialmente en monos cinomolgus, en los que el receptor CD28 de las células T se parece mucho al humano. La dosis inicial en el ensayo en fase I había sido solamente de un 0,2% de la dosis finalmente evaluada en monos.

No obstante, los investigadores habían pasado por alto diferencias sutiles del sistema inmunitario humano, que determinan que otras células proinflamatorias inmunitarias también contengan el receptor CD28 accesible al fármaco. TeGenero no había calculado correctamente la dosis inicial sobre la base de la tasa de ocupación de los receptores. Normalmente, cuando se evalúan agonistas potenciales sobre sistemas orgánicos importantes, la dosis inicial es calculada de manera que queden ocupados como máximo un 10% de los receptores existentes. Cuando se recalculó este parámetro tras el incidente, se demostró que la dosis que se había empleado era suficiente para ocupar un 90% de la totalidad de los receptores CD28 en el cuerpo humano.

Estos conocimientos permitieron a investigadores rusos realizar un nuevo ensayo en fase I, con una dosis inicial que equivale a un 0,1% de la utilizada en el estudio. Concluyeron que con una dosis de 5% de la del ensayo de Londres se conseguía la activación de las células T reguladoras, pero no de las T inflamatorias.

La compañía rusa TheraMAB espera realizar ensayos clínicos en lupus y en psoriasis.