Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 16/10/2019
SIETES contiene 92824 citas

 
Ref. ID 98827
 
Tweet
Wu H, Flint AJ, Qi Q, van Dam RM, Sampson LA, Rimm EB, Holmes MD, Willett WC, Hu FB, Sun Q. Association between dietary whole grain intake and risk of mortality: two large prospective studies in US men and women
JAMA Internal Medicine (JAMA Intern Med)
marzo 2015
Volumen 175 nº 3 página(s) 373-84

IMPORTANCIA: La ingesta de una mayor cantidad de grano entero se ha asociado a un menor riesgo de las principales enfermedades crónicas, como diabetes de tipo 2 y enfermedad cardiovascular (ECV). No obstante, hay escasas pruebas de estudios prospectivos sobre la relación entre la ingesta de grano entero y la mortalidad.

OBJETIVO: Examinar la asociación entre la ingesta dietética de grano entero y la mortalidad.

MÉTODOS: Se investigaron 74.341 mujeres participantes en el Nurses’ Health Study (1984-2010) y 43.744 hombres del Health Professionals Follow-Up Study (1986-2010). Se trata de dos grandes estudios prospectivos de cohortes. Al inicio ningún paciente padecía ECV o cáncer. Se examinaron la mortalidad por todas las causas, la mortalidad cardiovascular y la mortalidad por cáncer según los quintiles de la distribución del consumo de grano entero, que fue puesto al día cada 2 a 4 años mediante el empleo de cuestionarios validados de frecuencia de la alimentación. Por definición, los siguientes alimentos e ingredientes se consideraron los granos enteros : todo el trigo y la harina de trigo integral, avena y harina de avena, harina de maíz integral y harina de maíz entero, todo el centeno y harina de centeno, cebada integral, bulgur, trigo sarraceno, arroz integral y harina de arroz integral, palomitas de maíz, amaranto, y psilio.

RESULTADOS: Se registraron 26.920 fallecimientos durante 2.737.006 años-persona de seguimiento. Tras el ajuste multivariado por factores de confusión potenciales (edad, hábito tabáquico, IMC, actividad física y puntuación modificada de una escala de alimentación saludable, un mayor consumo de gran entero se asoció a una menor mortalidad total y a una menor mortalidad por ECV, pero no a una menor mortalidad por cáncer.

Para la mortalidad por todas las causas los valores conjuntos de HR para los quintiles 1 a 5, respectivamente, de ingesta de grano entero, fueron 1 (referencia), 0,99 (IC95%, 0,95-1,02), 0,98 (IC95%, 0,95-1,02), 0,97 (IC95%, 0,93-1,01) y 0,91 (IC95%, 0,88-0,95) (tendencia de p ?<?0,001).

Para la mortalidad cardiovascular los valores fueron 1 (referencia), 0,94 (IC95%, 0,88-1,01), 0,94 (IC95%, 0,87-1,01), 0,87 (IC95%, 0,80-0,94) y 0,85 (IC95%, 0,78-0,92) (p de tendencia<?0,001).

Para la mortalidad por cáncer los valores fueron 1 (referencia), 1,02 (IC95%, 0,96-1,08), 1,05 (IC95%, 0,99-1,12), 1,04 (IC95%, 0,98-1,11) y 0,97 (IC95%, 0,91-1,04)(p de tendencia=0,43).

Además, se calculó que cada ración de grano entero (28 g al día) se asoció a una disminución de la mortalidad de 5% (IC95%, 2%-7%) y a una disminución de la mortalidad cardiovascular de 9% (IC95%, 4%-13%), mientras que esta ingesta no disminuyó la mortalidad por cáncer [HR=0,98 (IC95%, 0,94-1,02)]. Se registraron asociaciones parecidas entre consumo de salvado y la mortalidad cardiovascular [HR=0,80 (IC95%, 0,73-0,87); p de tendencia< 0,001].

CONCLUSIONES Y RELEVANCIA: Estos resultados indican que un mayor consumo de grano entero se asocia a una menor mortalidad total y menor mortalidad cardiovascular en hombres y mujeres en EEUU, relación que es independiente de otros factores dietéticos y de estilo de vida. Estos resultados son consistentes con las recomendaciones que promueven un mayor consumo de grano para facilitar la prevención de la enfermedad.