Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/3/2020
SIETES contiene 92954 citas

 
Ref. ID 98455
 
Tweet
Bowen AC, Tong SY, Andrews RM, O'Meara IM, McDonald MI, Chatfield MD, Currie BJ, Carapetis JR. Short-course oral co-trimoxazole versus intramuscular benzathine benzylpenicillin for impetigo in a highly endemic region: an open-label, randomised, controlled, non-inferiority trial
The Lancet (Lancet)
13 de diciembre 2014
Volumen 384 página(s) 2132-40

OBJETIVO: Comparar la efectividad de 2 pautas de cotrimoxazol y el tratamiento habitual con penicilina benzatina para el tratamiento del impétigo en una zona remota.

MÉTODOS: Se diseñó un ensayo aleatorizado, abierto y enmascarado a ciego simple, en que se incluyeron niños de entre 3 meses y 13 años de edad, residentes en varias zonas remotas de Australia y afectos de impétigo por el que no hubieran recibido tratamiento reciente. Se les aleatorizo 1:1:1 a recibir penicilina benzatina (entre 225 y 900 mg im, en función del peso) o cotrimoxazol (8 mg/kg de trimetoprim+40 mg/kg de sulfametoxazol 1 vez al día durante 5 días o 4 mg/kg de trimetoprim+20 mg/kg de sulfametoxazol 2 veces al día durante 3 días). En cada visita (días 0, 2 y 7) se fotografiaron y cultivaron las lesiones más graves de cada paciente. Para determinar los acontecimientos adversos se hizo un seguimiento mediante revisión de historias clínicas hasta el día 30. La variable principal del ensayo fue el “éxito del tratamiento” valorado como una evolución favorable en las fotografías seriadas de las lesiones.

RESULTADOS: Entre 2009 y 2012 se incluyeron 508 pacientes de los 663 que cumplían los criterios de inclusión. De ellos, 165 fueron tratados con penicilina benzatina, 168 con cotrimoxazol durante 5 días y 175 con cotrimoxazol durante 3 días. Cuatro niños a los que se había asignado a tratamiento con penicilina benzatina, se negaron a su administración. En conjunto, el 80% de las lesiones mejoraron y el 10% se resolvieron. A los 7 días se el tratamiento fue considerado exitoso en el 85% de los niños de cada grupo de tratamiento. Los análisis microbiológicos mostraron que ambos antibióticos tenían la misma efectividad en la erradicación de S. pyogenes, mientras que cotrimoxazol era superior en la erradicación de S.aureus de las lesiones. Las reacciones en el punto de administración de la penicilina benzatina fueron el acontecimiento adverso más frecuente(31%). Entre los niños tratados con cotrimoxazol, lo fueron los vómitos y la erupción cutánea (ambas en <1%).

CONCLUSIONES: Los autores concluyen que el tratamiento con cotrimoxazol es no inferior a la penicilina benzatina en la indicación evaluada; sobre esta última, además, cotrimoxazol presenta ventajas de conveniencia.