Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 15/3/2021
SIETES contiene 93212 citas

 
Ref. ID 98367
 
Tweet
Emberson J, Lees KR, Lyden P, Blackwell L, Albers G, Bluhmki E, Brott T, Cohen G, Davis S, Donnan G, Grotta J, Howard G, Kaste M, Koga M, von Kummer R, Lansberg M, Lindley RI, Murray G, Olivot JM, Parsons M, Tilley B, Toni D, Toyoda K, Wahlgren N, Wardlaw J, Whiteley W, del Zoppo GJ, Baigent C, Sandercock P, Hacke W, for the Stroke Thrombolysis Trialists' Collaborative Group. Effect of treatment delay, age, and stroke severity on the effects of intravenous thrombolysis with alteplase for acute ischaemic stroke: a meta-analysis of individual patient data from randomised trials
The Lancet (Lancet)
29 de noviembre 2014
Volumen 384 página(s) 1929-35

OBJETIVO: Evaluar el efecto que el retraso en la administración, la edad de los pacientes y la gravedad del cuadro tienen sobre el resultado del tratamiento del ictus isquémico con alteplasa.

MÉTODOS: Se recopilaron datos individuales de los individuos que habían participado en alguno de los 9 ensayos clínicos de fase 3 en los que se ha administrado alteplasa a pacientes afectos de ictus isquémico. La variable principal del estudio fue la “evolución favorable” (puntuación en la escala de Rankin modificada 0/1 a los 3 o 6 meses); entre las secundarias, destacaban la hemorragia intracraneal (sintomática y mortal) a los 7 días y la mortalidad a los 90 días.

RESULTADOS: En el conjunto de los ensayos evaluados habían participado 6.756 pacientes (3.391 de los cuales habían recibido alteplasa). Para 6.602 de ellos, se obtuvieron los datos referentes al momento de administración del tratamiento, edad del paciente y gravedad del ictus. En total, 2.210 pacientes (31%) presentaron “evolución favorable” a los 3-6 meses. El beneficio del tratamiento con alteplasa decrecía con el tiempo hasta su el administración (0-3 horas 32,9% vs 23,1% [OR 1,75]; 3-4,5 horas 35,3% vs 30,1% [OR 1,26]). Aunque en el grupo en que se había administrado más allá de 4,5 horas la asociación no fue ya estadísticamente significativa, el tratamiento con alteplasa mostraba cierto efecto al ser administrada hasta las 6,3 horas. Se observó beneficio del tratamiento en ambos estratos de edad (= 80 años y >80 años) e independientemente de la gravedad del ictus (salvo para puntuaciones NIHSS 11-15 en las que no fue estadísticamente significativo). El tratamiento con alteplasa se asoció a un aumento significativo en la incidencia de hemorragia intracraneal (sintomática, 6,8% vs 11,3%, y mortal, 2,7% vs 0,4%) en la primera semana. No se observaron diferencias significativas en la mortalidad a los 90 días (17,9% entre los que recibieron alteplasa y 16,5% entre el resto).

CONCLUSIONES: Los autores concluyen que, administrado hasta 4,5 horas tras el inicio de los síntomas, el tratamiento del ictus isquémico con alteplasa se asocia a un mejor pronóstico, independientemente de la edad o la gravedad del mismo