Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 18/9/2019
SIETES contiene 92806 citas

 
Ref. ID 98282
 
Tweet
Dyer C. UK needs database of payments from industry to doctors, conference hears
British Medical Journal (BMJ)
13 de octubre 2014
Volumen 349 página(s) g6197

En 2013 el General Medical Council británico publicó recomendaciones sobre conflictos de intereses. Ahora está considerando si obligar a los médicos a declarar estos conflictos en el registro médico, como parte de un proyecto en el que se examina qué otra información adicional convendría añadir al registro.

La asociación de la industria farmacéutica británica, la ABPI anunció un proyecto para publicar los pagos de sus miembros a médicos en su sitio web a partir de 2016. No obstante en una reunión sobre esta cuestión se consideró que los médicos deben estar obligados a hacer su propia declaración en una base de datos dirigida por una organización profesional.

El sitio web del Sistema Abierto de Pagos, de EEUU (US Open Payments System) puesto en marcha por legislación federal es http://cms.gov/openpayments).

Algunos profesionales han mostrado su preferencia por el sistema holandés, que es autorregulado. Su sitio web es: www.transparantieregister.nl/nl-NL/Raadpleeg-het-Transparantieregister). Incluye acuerdos de servicio entre compañías farmacéuticas y profesionales sanitarios, así como patrocinio de organizaciones como hospitales y clínicas y otros centros privados, así como asociaciones científicas, por más de 500€ al año.

Cualquier nuevo código debería ser aplicado a todos los profesionales sanitarios, y debería basarse en aportaciones del público y pacientes. Existe acuerdo en que son necesarias unas relaciones entre profesionales sanitarios e industria “útiles y apropiadas”, pero el fin de un nuevo código y de las medidas comentadas sería clarificar lo que es aceptable y lo que no lo es.

Además, organizaciones e instituciones sanitarias, proveedores privados, instituciones sin ánimo de lucro, grupos de pacientes y revistas médicas deben tener obligaciones similares.