Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 97486
 
Tweet
Hoofnagle JH, Sherker AH. Therapy for hepatitis C - the costs of success
The New England Journal of Medicine (N Engl J Med)
17 de abril 2014
Volumen 370 página(s) 1552-3

Se comentan los resultados esperanzadores de tres grandes ensayos clínicos (ION-1, ION-2 y ION-3) con la combinación de ledipasvir y sofosbuvir, dos nuevos antivíricos de acción directa para la hepatitis C, publicados en la revista.

La respuesta virológica sostenida (RVS) con estas pautas era de 93 a 99%. La combinación de ledipasvir y sofosbuvir durante 12 semanas conseguía una RVS en un 94% en el ION-2 (pacientes previamente tratados) y un 99% en el ION-1 (no tratados previamente). Si se extendía el tratamiento a 24 semanas, se conseguían tasas de 98 y 99%, respectivamente. En cambio, añadir ribavirina no aumentaba la tasa de respuesta, independientemente de la duración. Además, la administración en un solo comprimido era fácil de administrar y se asociaba a pocos efectos adversos; entre los 539 pacientes tratados con ledipasvir y sofosbuvir durante 12 semanas en los tres ensayos, sólo dos suspendieron el tratamiento de forma precoz por efectos adversos.

Las tasas de respuesta al tratamiento con ledipasvir y sofosbuvir fueron las mismas en todos los subgrupos de pacientes, independientemente de la edad, sexo, raza, enzimas hepáticas, genotipo (1a vs 1b), variantes de resistencia antivírica previa, o factores genéticos del huésped. Incluso en los pacientes de difícil tratamiento que no habían conseguido una RVS al tratamiento previo con una pauta de interferón, la tasa de respuesta a las 12 semanas de finalizar el tratamiento era de 94%. En este grupo de pacientes, la presencia de cirrosis se asoció a una respuesta ligeramente menor (88%) que sin cirrosis (95%), pero con un tratamiento más prolongado (24 semanas) estas diferencias desaparecían (100% en ambos grupos). Los estudios preliminares con pautas sin interferón en pacientes con otros genotipos sugieren también unas altas tasas de respuesta.

Ledipasvir y sofosbuvir no son los únicos antivíricos prometedores para la hepatitis C. Otras pautas de antivíricos orales en estudios de fase 2 han mostrado unas RVS de más del 90%, por lo que en el próximo año probablemente habrá varias opciones de tratamiento oral de la hepatitis C. La disponibilidad de estos tratamientos orales eficaces para la hepatitis C seguramente afectará su morbimortalidad. Desde el primer antivírico de la hepatitis C hace casi 30 años, el tratamiento se ha basado en el interferón alfa y ha estado limitado por sus frecuentes y a veces graves efectos adversos, así como por la necesidad de una duración de al menos 1 año de tratamiento y las tasas de respuesta limitada de 50% o menos. En pacientes con coinfección por el VIH, una enfermedad autoinmune, trasplantados, adictos a sustancias de abuso, o enfermedades cardíacas, renales o psiquiátricas graves, el interferón estaba contraindicado con frecuencia o se asociaba a un riesgo elevado de toxicidad y baja eficacia.

Sin embargo, las limitaciones y barreras médicas al tratamiento ahora pueden desaparecer. La facilidad de administración, la duración corta del tratamiento y los efectos adversos escasos de todas estas pautas orales dará lugar probablemente a que muchas personas podrán acceder al tratamiento. Desafortunadamente, no todas las barreras podrán ser superadas. La principal limitación será la económica. El coste actual de una pauta de 12 semanas con sofosbuvir solo es de 84.000$; la adición de ledipasvir aumentará los costes, sin contar los gastos de pruebas diagnósticas, controles y visitas médicas.


Citas relacionadas Citas relacionadas 97483, 97604, 97605