Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/10/2020
SIETES contiene 93129 citas

 
Ref. ID 96690
 
Tweet
Okada-Iwabu M, Yamauchi T, Iwabu M, Honma T, Hamagami K-I, Matsuda K, Yamaguchi M, Tanabe H, Kimura-Someya T, Shirouzu M, Ogata H, Tokuyama K, Ueki K, Nagano T, Tanaka A, Yokoyama S, Kadowaki T. A small-molecule AdipoR agonist for type 2 diabetes and short life in obesity
Nature (Nature)
28 de noviembre 2013
Volumen 503 nº 7477 página(s) 493-9

La adiponectina es una hormona (fabricada en células adiposas) que se fija a dos receptores, el AdipoR1 y el AdipoR2, en células musculares y hepáticas. Las personas con diabetes de tipo 2, resistencia a la insulina y obesidad tienen niveles bajos de adiponectina en sangre. En ratones, incrementar los niveles de adiponectina en sangre protege contra la resistencia a la insulina y la intolerancia a la glucosa. Numerosos estudios han demostrado que la adiponectina tiene propiedades antidiabéticas y a la vez antiaterogénicas.

Con la esperanza de desarrollar un fármaco administrable por vía oral que reproduzca los efectos de la adiponectina y sea relativamente fácil de producir, investigadores japoneses identificaron una pequeña molécula (AdipoRon) que estimula los dos receptores de la adiponectina del mismo modo que la propia adiponectina.

AdipoRon produjo efectos similares a los de la adiponectina. También redujo la inflamación y el estrés oxidativo y aumentó la biogénesis de mitocondrias. AdipoRon tuvo un efecto preventivo de la resistencia a la insulina y la intolerancia a la glucosa que se desarrolla de manera típica en ratones alimentados con dietas con elevado contenido en grasas, mejoró la diabetes en un modelo de ratón obeso y alargó la supervivencia de ratones con diabetes.

Un comentarista de JW afirma que por lo menos en ratones una molécula de pequeño tamaño ofreció protección contra la resistencia a la insulina, la intolerancia a la glucosa y la diabetes de tipo 2 que se desarrolla en ratones normales que, al igual que la especie humana, realizan poco ejercicio e ingieren dietas muy ricas en grasas. Y lo hace sin efectos indeseados aparentes. Además, mostró efecto protector, incluida una mayor supervivencia, en ratones obesos por constitución genética. Sin duda este estudio generará interés en el uso en la especie humana.

Se puede hallar información adicional en:

http://www.jwatch.org/na33192/2014/01/14/remarkably-effective-and-nontoxic-treatment-type-2?query=etoc_jwgenmed#sthash.z8FHJ0FQ.dpuf