Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/7/2018
SIETES contiene 92427 citas

 
Ref. ID 96036
 
Tweet
Maccallum PK, Mathur R, Hull SA, Saja K, Green L, Morris JK, Ashman N. Patient safety and estimation of renal function in patients prescribed new oral anticoagulants for stroke prevention in atrial fibrillation: a cross-sectional study
BMJ Open (BMJ Open)
27 de septiembre 2013
Volumen 3 nº 9 página(s) e003343

En los últimos años el cálculo de la función renal con el método MDRD ha sustituido en gran parte el de Cockroft-Gault, porque con el primero no es preciso conocer el peso del paciente. No obstante, en los estudios de farmacocinética la adaptación de la posología de los medicamentos se basa en la aplicación del método de Cockroft-Gault, por lo que habría que aplicar la misma fórmula en la clínica. En general, en pacientes con insuficiencia renal, el cálculo con la fórmula MDRD tiende a sobreestimar la función renal, en comparación con la fórmula de Cockroft-Gault, de modo que se puede determinar una dosis demasiado elevada.

Dabigatrán es eliminado en un 80% en forma inalterada por la orina. Por este motivo está contraindicado cuando el aclaramiento de creatinina es de menos de 50 mL/min y en los mayores de 75 años. Rivaroxabán sólo es eliminado en forma inalterada por la orina en un 30%, de modo que no está recomendado en pacientes con un aclaramientod e creatinina de menos de 15 mL/min, y su dosis debe ser reducida cuando es de entre 15 y 49 mL/min.

Se realizó un estudio sobre 4.120 pacientes en los que se estimó la función renal con los dos métodos. Entre los 1.414 mayores de 80 años, un 15% presentaban una contraindicación a dabigatrán por tener un aclaramiento de creatinina calculado según la fórmula de Cockroft-Gault de menos de 30 mL/min, pero podrían haberlo recibido porque con la fórmula MDRD su aclaramiento de creatinina era de más de 30 mL/min.

En los 2.706 menores de 80 años la proporción de pacientes en los que dabigatrán estaría contraindicado fue más baja, dado que sólo un 1% tenía un aclaramiento de creatinina de menos de 30 mL/min. Por el contrario, en los menores de 80 años un 5% habría recibido una dosis demasiado elevada por tener un aclaramiento de creatinina de entre 30 y 50 mL/min según Cockroft-Gault, pero de más de 50 mL/min según MDRD, y un 5% habría recibido un a dosis insuficiente por tener un aclaramiento de más de 50 mL/min según Cockroft-Gault pero de entre 30 y 50 mL/min según MDRD.

Para rivaroxabán, en la totalidad de los 4.120 pacientes, un 0,3% tendrían contraindicación por tener un aclaramiento de creatinina de menos de 15 mL/min según Cockroft-Gault, pero habrían podido recibirlo, porque su aclaramiento de creatinina era de más de 15 mL/min según MDRD. Por el mismo motivo, un 13,5% habrían debido recibir una dosis reducida de rivaroxabán a causa de un aclaramiento de creatinina según Cockroft-Gault de entre 15 y 50 mL/min, pero recibían una dosis “normal”, puesto que su aclaramiento según MDRD era de más de 50 ml/min.

En resumen, para dabigatrán el cálculo de la función renal con la fórmula MDRD multiplica por 15 el riesgo de recibir una dosis demasiado elevada en pacientes de más de 60 kg de peso. Para rivaroxabán, el cálculo de la función renal con el método MDRD multiplica por 10 el riesgo de recibir una dosis demasiado elevada en los pacientes de más de 80 años, y multiplica por 12 el riesgo en los que pesan menos de 60 kg.