Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 5/12/2019
SIETES contiene 92850 citas

 
Ref. ID 95892
 
Tweet
Anónimo. Dexmedetomidine hydrochloride and cardiovascular events
Australian Prescriber (Australian Prescriber)
agosto 2013
Volumen 36 nº 4 página(s) 134

Para asegurar que el uso de dexmetomedina se realiza en condiciones adecuadas es preciso seleccionar cuidadosamente a los pacientes que reciben este fármaco y considerar el contexto en el que se realiza su administración. Un reciente estudio sobre su uso en indicaciones no aprobadas muestra que es preciso utilizarla solamente en sus indicaciones autorizadas.

La dexmetomedina es un agonista alfa-2 adrenérgico relativamente selectivo, indicada para la sedación de pacientes a los que se acaba de intubar. No debe ser administrada (en infusión intravenosa continuada) durante más de 24 h.

También está indicada para inducir sedación en ciertos procedimientos diagnósticos. Puede ser utilizada en pacientes no intubados antes y durante una intervención quirúrgica y en otros procedimientos. Su mecanismo de acción es diferente del de otros sedantes tradicionales, porque no actúa sobre los receptores del ácido gamma-aminobutírico. Carece de actividad anticolinérgica, promueve un patrón de sueño natural y no causa depresión respiratoria. El tipo de sedación que produce es diferente de la producida por midazolam, porque el paciente puede ser despertado aunque esté sedado. Esto no indica necesariamente falta de eeficacia. Es importante tener en cuenta que la acción de este fármaco es lenta: los efectos sedantes plenos pueden no aparecer hasta transcurridos 20 a 30 minutos desde el inicio de la infusión.

La ficha técnica advierte que puede dar lugar a fibrilación auricular, bradicardia e hipotensión. Su uso en pacientes de edad avanzada, con tono vagal elevado o con enfermedades crónicas como diabetes o insuficiencia cardíaca es especialmente peligroso.

Un estudio realizado en 2012 para investigar su seguridad y eficacia en pacientes con alteraciones agudas del comportamiento o difíciles de sedar, en servicio de urgencias (indicaciones no aprobadas) mostró que su uso en estas condiciones no es seguro.

La dexmetomedina sólo debe ser utilizada en sus indicaciones aprobadas; se debe usar un aparato de infusión controlada, y la dosis y la velocidad de administración no deben ser mayores de las indicadas en la ficha técnica.

Se advierte de la necesidad de aplicar precauciones especiales en las situaciones siguientes:

- pacientes con hipovolemia, porque disminuye el tono simpático;

- pacientes con alguna disfunción vegetativa (como diabéticos y de edad avanzada),

- pacientes de todas las edades con tono vagal elevado,

- pacientes que reciben vasodilatadores, fármacos con efecto cronotropo negativo u otros fármacos agonistas alfa-2 (por ej., clonidina, droperidol) de manera simultánea.