Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/10/2019
SIETES contiene 92829 citas

 
Ref. ID 95680
 
Tweet
Mahaffey KW, Wojdyla D, Hankey GJ, White HD, Nessel CC, Piccini JP, Patel MR, Berkowitz SD, Becker RC, Halperin JL, Singer DE, Califf RM, Fox KAA, Breithardt G, Hacke W. Clinical outcomes with rivaroxaban in patients transitioned from vitamin K antagonist therapy: a subgroup analysis of a randomized trial
Annals of Internal Medicine (Ann Intern Med)
18 de junio 2013
Volumen 158 nº 12 página(s) 861-8

En el ensayo clínico ROCKET AF (Rivaroxaban Once-Daily, Oral, Direct Factor Xa Inhibition Compared With Vitamin K Antagonism for Prevention of Stroke and Embolism Trial in Atrial Fibrillation), rivaroxabán fue no inferior a warfarina para la prevención de ictus o embolia sistémica en pacientes con fibrilación auricular (FA).

OBJETIVO: Determinar la eficacia y seguridad de rivaroxabán en comparación con warfarina en pacientes que nunca habían tomado un anticoagulante cumarínico y en pacientes que sí habían tomado anteriormente un cumarínico.

MÉTODOS: Se trata de un análisis de subgrupos previsto en el protocolo, que se encuentra en ClinicalTrials.gov con el nº NCT00403767, en el que participaron 14.264 pacientes con FA. Se determinó la interacción del efecto relativo del tratamiento con rivaroxabán y con warfarina sobre la incidencia de ictus y de embolia sistémica en pacientes que habían tomado anticoagulantes cumarínicos anteriormente, y en pacientes que no los habían tomado. Estudio financiado por Johnson & Johnson y por Bayer Healthcare.

RESULTADOS: En conjunto, 7.897 pacientes habían recibido anteriormente un cumarínico (55,4%), y 6.367 (44,6%) no lo habían recibido. El efecto de rivaroxabán comparado con warfarina sobre la incidencia de ictus y de embolia sistémica fue consistente: las tasas de incidencia por 100 pacientes y año de seguimiento fueron 2,32 en comparación con 2,87 entre los que pacientes que no habían recibido cumarínicos [HR=0,81 (IC95%, 0,64-1,03)], y de 1,98 comparado con 2,09 en los que sí los habían tomado [HR=0,94 (IC95%, 0,75-1,18)] (para la interacción, p=0,36).

Durante los primeros 7 días, rivaroxabán dio lugar a una tasa de hemorragia más alta que warfarina [en pacientes que no habían tomado cumarínicos HR=5,83 (IC95%, 3,25-10,44)], y en pacientes que no los habían tomado HR=6,66 (IC95%, 3,83-11,58), p de la interacción = 0,53]. Al cabo de 30 días rivaroxabán se asoció a una tasa de sangrado inferior a la de warfarina en los pacientes que antes no habían tomado cumarínicos [HR=0,84 (IC95%, 0,74-0,95)] y a una incidencia similar en los que sí los habían tomado [HR=1,06 (IC95%, 0,96-1,17), para la interacción p<0,003].

LIMITACIONES: Este ensayo no fue diseñado para examinar diferencias entre estos grupos.

CONCLUSIÓN: La eficacia de rivaroxabán en pacientes que habían recibido anteriormente tratamiento con un anticoagulante cumarínico y en pacientes que no lo habían tomado fue similar a la registrada en el conjunto del ensayo ROCKETT-AF. Se registró una mayor incidencia de hemorragia con rivaroxabán en los primeros 7 días de tratamiento, pero a los 30 días en los pacientes que no habían tomado nunca cumarínicos la incidencia de hemorragia fue menor entre los aleatorizados a rivaroxabán, y entre los que habían tomado cumarínicos fue similar a la registrada con warfarina. Los autores sostienen que esta información puede ser útil para la toma de decisiones clínicas cuando se considera “la transición” de cumarínico a rivaroxabán.