Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 8/12/2019
SIETES contiene 92850 citas

 
Ref. ID 95279
 
Tweet
Xueref S, Daviaud J, Pal S. The Global Fund and pharmacovigilance systems in resourcelimited settings
The Lancet (Lancet)
20 de abril 2013
Volumen 381 nº 9875 página(s) 1360

Hasta ahora el Fondo Global para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y el Paludismo ha aprobado programas por valor de 22.900 M$ en 151 países. En una declaración de 2003 el Fondo recomendaba a los países “beneficiarios” un “seguimiento de las reacciones adversas con los métodos internacionales actuales y, si fuera necesario, sobre las peticiones presupuestadas de apoyo financiero del Fondo”. A pesar de ello, una revisión interna (no publicada) de 431 propuestas de ayuda realizada por la OMS concluyó que los aspectos de farmacovigilancia de las propuestas eran débiles e insuficientes.

En 2010 el Fondo aplicó medidas para incorporar la farmacovigilancia a sus proyectos y para reforzar sistemas de farmacovigilancia, para hacer un seguimiento de la calidad del uso, la eficacia de los medicamentos que compra y las reacciones adversas y otros incidentes. Desde entonces el número de solicitudes, procedentes de Sudáfrica, Vietnam, Liberia, Marruecos, Indonesia, Tailandia y Colombia que incluyen planes de farmacovigilancia ha aumentado considerablemente.

En proyectos anteriores en los que no se solicitaron fondos para farmacovigilancia, se debe considerar la reasignación de recursos no gastados hacia actividades de farmacovigilancia. La OMS y su red de expertos en farmacovigilancia podrían participar en estas discusiones, con el fin de facilitar el desarrollo de un plan de fortalecimiento de la farmacovigilancia y de dar asesoramiento técnico a los países.

La estrategia del Fondo para el período 2012-16 insiste en la necesidad de invertir en sistemas de gestión farmacéutica y de productos sanitarios, mejorar los resultados de las compras y mitigar riesgos, así como en la inclusión sistemática de peticiones de financiación para reforzar la gestión de los medicamentos y productos sanitarios en las propuestas procedentes de países que carecen de capacidad para la farmacovigilancia. Por lo tanto la estrategia constituye una oportunidad nueva para desarrollar y fortalecer los sistemas de farmacovigilancia.

[Pura palabrería de organización internacional: uso de términos poco concretos o ambiguos, abuso de las frases inconcretas que parecen pero no son.]