Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/9/2020
SIETES contiene 93097 citas

 
Ref. ID 95199
 
Tweet
Mintzes B, Lexchin J, Sutherland JM, Beaulieu MD, Wilkes MS, Durrieu G, Reynolds E. Pharmaceutical sales representatives and patient safety: a comparative prospective study of information quality in Canada, France and the United States
Journal of General Internal Medicine (J Gen Intern Med)
octubre 2013
Volumen 28 nº 10 página(s) 1368-75

Se ha demostrado que la información suministrada por los visitadores médicos influye sobre los patrones de prescripción. Para que la prescripción sea segura, esta información debe tratar de los daños, además de los efectos beneficiosos. Se realizó un estudio prospectivo de cohortes en Montreal, Vancouver, Sacramento y Toulouse. Se incluyeron muestras seleccionadas al azar de médicos de atención primaria, entre mayo de 2009 y junio de 2010, para que informaran sobre las visitas consecutivas que habían recibido de visitadores médicos. La variable principal fue la “información mínima suficiente sobre seguridad” (mencionar por lo menos una indicación, un efecto adverso grave, un efecto adverso frecuente y una contraindicación frecuente, sin afirmaciones no sustentadas sobre seguridad o sobre indicaciones no aprobadas).

RESULTADOS: 255 médicos informaron sobre 1.692 visitas. No se hallaron diferencias en la información mínima suficiente sobre seguridad: 1,7% de las visitas, con un margen de 0,9% a 3,0% según la localización.

Los visitadores médicos dieron alguna información sobre efectos adversos con mayor frecuencia en Toulouse (61%) que en Montreal o Vancouver (34%) [OR=4,0 (IC95%, 2,8-5,6)] y que en Sacramento (39%) [OR=2,4 (IC95%, 1,7-3,6)].

Los efectos adversos graves fueron raramente mencionados (5 a 6% de todas las visitas en los cuatro sitios), a pesar de que un 45% de los medicamentos objeto de la promoción habían recibido un recuadro negro de advertencia de seguridad de la FDA. A pesar de ello, los médicos juzgaron como buena o excelente la calidad de la información “científica” recibida en 901 visitas (54%), y se mostraron dispuestos a prescribir el medicamento en un 64% de las veces.

Los autores concluyen que la información mínima suficiente de seguridad no fue diferente en Canadá de la de Estados Unidos. En Toulouse, donde la normativa es más estricta, se suministró más información sobre efectos adversos. Sin embargo, en todos los sitios los médicos raramente recibieron información sobre efectos adversos graves, lo que plantea dudas sobre si las normas actuales de regulación de la visita médica protegen de manera adecuada la salud de los pacientes.