Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 17/10/2019
SIETES contiene 92825 citas

 
Ref. ID 95189
 
Tweet
Clay E, Falissard B, Moore N, Toumi M. Contribution of prolonged-release melatonin and anti-benzodiazepine campaigns to the reduction of benzodiazepine and z-drugs consumption in nine European countries
European Journal of Clinical Pharmacology (Eur J Clin Pharmacol)
abril 2013
Volumen 69 nº 4 página(s) 1-10

Dados los numerosos y potencialmente graves efectos indeseados del uso crónico de benzodiacepinas y de fármacos Z para el tratamiento del insomnio, se han puesto en marcha en los países de la UE diversas iniciativas (“campañas”) para promover una disminución de su consumo.

El objetivo de este estudio fue analizar y evaluar el impacto de las intervenciones para promover un menor consumo de benzodiacepinas y fármacos Z en relación con la disponibilidad de tratamientos farmacológicos alternativos (melatonina de liberación prolongada).

Se incluyeron en el estudio los países en los que la melatonina de liberación sostenida había alcanzado una penetración de mercado como mínimo de 4% de la totalidad del mercado de hipnóticos. El precio de los hipnóticos genéricos es unas 8 veces más bajo que el de la melatonina de liberación sostenida; ésta está indicada para mayores de 55 años, mientras que las benzodiacepinas están autorizadas para todas las edades. Los países incluidos fueron Finlandia, Noruega, Dinamarca, Suecia, Grecia, Francia, Países Bajos, España y Reino Unido. Se usaron datos de IMS, expresados en “unidades estándar”; una unidad estándar es “la dosis más baja disponible en el mercado”. En cada país se examinó el volumen de consumo (en valor y en unidades) de los hipnóticos (benzodiacepinas más fármacos Z como zolpidem, zopiclona y zaleplona) 3 años antes y 4 años después de la comercialización de melatonina de liberación prolongada.

En la tabla 1 se presentan las principales diferencias de mercado entre los países citados. En España la melatonina de liberación prolongada estaba comercializada pero no financiada, y además se afirma que se realizaron “pequeñas campañas regionales” (para promover disminución del consumo de hipnóticos; algo que no es exacto, porque en numerosas CCAA no se realizaron campañas de ningún tipo).

Es una lástima que se exprese el consumo como la variación porcentual del número de “unidades estándar”, lo que imposibilita las comparaciones entre países. En la Discusión se aclara que “una unidad estándar es la menor dosis disponible del fármaco. Para la melatonina de liberación prolongada una unidad estándar equivale a una DDD, porque sólo hay una dosificación disponible en el mercado.

RESULTADOS

Países en los que el consumo de hipnóticos disminuyó después de 2007 (cuando se comercializó la melatonina de liberación prolongada): Grecia, Finlandia y Dinamarca; en Grecia no hubo campaña para promover menos uso de estos fármacos. Países en los que el consumo de benzodiacepinas disminuyó pero aumentó el de fármacos Z: Noruega, Países Bajos y Reino Unido. En estos países las campañas produjeron efectos aparentes, aunque a costa de un desplazamiento de la prescripción hacia la melatonina de liberación prolongada. Países en los que el consumo de benzodiacepinas no se modificó pero aumentó el de fármacos Z, lo que dio lugar a un aumento global del consumo de hipnosedantes: Francia, Suecia y España.

A partir de estos datos de consumo, reconocidamente poco fiables para sacar conclusiones de causalidad, los autores concluyen que en los países en los que se lanzaron campañas para disminuir el consumo pero en los que no se promovió la melatonina de liberación prolongada, las campañas no alcanzaron los objetivos propuestos (Francia, España, Suecia). Presentan el caso de Grecia como “un argumento sólido a favor del efecto de la melatonina de liberación prolongada en la reducción de las ventas de benzodiacepinas y fármacos Z”, sin ni una alusión a la profunda crisis económica y social que vive este país. Una conclusión significativa: “La falta de éxito de las campañas anti-benzodiacepinas y fármacos Z en ausencia de una opción terapéutica farmacológica alternativa (Francia, Suecia) plantea la cuestión de la utilidad de tales campañas.

[Llama poderosamente la atención que no se reconozca en este artículo la posibilidad de que con el tiempo se observe que la melatonina de liberación prolongada también puede ser causa de efectos indeseados de tipo neuropsiquiátricos análogos a los ocasionados por las benzodiacepinas y los fármacos Z. La melatonina es presentada como “la solución” de la dependencia de hipnosedantes.]