Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 1/7/2020
SIETES contiene 93059 citas

 
Ref. ID 95134
 
Tweet
Schwartz A, Cohen S. A.D.H.D. seen in 11% of U.S. children as diagnoses rise
The New York Times (N Y Times (Print))
31 de marzo 2013
página(s) 1

Nuevos datos de los CDC indican que en Estados Unidos casi un 20% de los niños en enseñanza secundaria y un 11% de todos los niños y niñas han sido diagnosticados en alguna ocasión de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Estas cifras indican que unos 6,4 millones de niños de 4 a 17 años habían sido diagnosticados de TDAH en alguna edad, lo que supone un aumento de 16% respecto a 2007, y de 41% en los últimos 10 años. Alrededor de dos terceras partes de los que tienen actualmente este diagnóstico reciben prescripciones de psicoestimulantes como Ritalin® (metilfenidato) o Adderall® (anfetamina + dextroanfetamina), que pueden mejorar de manera drástica la vida de las personas con TDAH, pero que también pueden ser causa de adicción, ansiedad y en ocasiones psicosis.

Un 15% de los niños y un 7% de las niñas en edad escolar han recibido un diagnóstico de TDAH. En enseñanza secundaria (14-17 años), las tasas son, respectivamente, de 19% y 10%. Alrededor de uno de cada 10 niños en enseñanza secundaria toma medicación para el TDAH. Se registró una amplia variabilidad geográfica, con tasas máximas en estados del sur (Arkansas, Kentucky, Luisiana, Carolina del Sur y Tennessee) y mínimas (<10%) en el Middle West (Colorado, Nevada).

Además, se estima que el número de niños diagnosticados de TDAH aumentará en los próximos años, dado que se ha modificado la definición de TDAH, de modo que ha sido ampliada. Algunos expertos describen el TDAH como el resultado de niveles anormales de neurotransmisores cerebrales, que afectan el control de los impulsos y las habilidades de atención de una persona.

Los fármacos utilizados en el tratamiento del TDAH (principalmente metilfenidato, anfetamina + dextroanfetamina y lis-dexanfetamina) a menudo confieren la concentración y el control de impulsos suficientes para llevar una vida casi normal. Dado que estos medicamentos pueden mejorar enormemente la concentración y la determinación para el esfuerzo en las personas que sólo tienen trazas de TDAH, ser diagnosticado de TDAH se ha convertido en un atajo popular para obtener calificaciones más altas, a la vez que muchos estudiantes no son conscientes o desprecian los riesgos de estos medicamentos para la salud.

"No es creible que uno de cada cinco niños en enseñanza media tenga TDAH", declara James Swanson, profesor de Psiquiatría en la Universidad de Florida y uno de los principales investigadores en TDAH de los últimos 20 años. "Si comenzamos a tratar a niños que no tienen el trastorno con estimulantes, un porcentaje va a tener problemas predecibles: algunos terminarán con adicción y dependencia. Y con tantas pastillas corriendo por ahí, ¿qué proporción va a parar en realidad a los amigos? En algunos estudios se ha estimado que sería alrededor de 30%". Y prosigue el artículo: "A menudo un diagnóstico de TDAH determina que la familia tenga que gastar en visitas repetidas a médicos para evaluaciones y renovaciones de recetas. El contribuyente asume el coste de los niños cubiertos por Medicaid, los cuales, según los datos de los CDC, presentan las tasas de diagnóstico de TDAH más altas: un 14% de los niños en edad escolar, alrededor de un tercio más altas que en el resto de la población."

"Algunos médicos mencionaron que los anuncios de la industria farmacéutica dispararon los temores de los padres, porque mostraban a niños peleándose en la escuela o abandonados sin amigos, y eso determinó que padres y médicos denominaran TDAH a la presencia de síntomas menores, y que iniciaran tratamiento con un estimulante. Así por ejemplo, un material publicitario de Shire, fabricante de Vyvanse®, muestra a un padre buscando a su hijo y diciendo: "Quiero hacer todo lo que pueda para ayudarlo a triunfar". Entre 2007 y 2009 las ventas de psicoestimulantes para el tratamiento del TDAH pasaron de 4.000 M$ a 9.000 M$, según datos de IMS.
Citas relacionadas Citas relacionadas 95133