Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 29/10/2020
SIETES contiene 93137 citas

 
Ref. ID 94954
 
Tweet
Boland MV, Ervin A-M, Friedman DS, Jampel HD, Hawkins BS, Vollenweider D, Chelladurai Y, Ward D, Suarez-Cuervo C, Robinson KA. Comparative effectiveness of treatments for open-angle glaucoma: a systematic review for the U.S. Preventive Services Task Force
Annals of Internal Medicine (Ann Intern Med)
19 de febrero 2013
Volumen 158 nº 4 página(s) 271-9

Esta revisión sistemática fue realizada como preparación de una recomendación de la USPSTF sobre cribado de glaucoma. Se comparó la eficacia del tratamiento médico, con láser y cirugía del tratamiento del glaucoma de ángulo abierto.

Los resultados mostraron pruebas sólidas que sugieren que estos tratamientos disminuyen la presión intraocular y que, comparados con no tratar, el tratamiento médico y la trabeculectomía reducen el riesgo de lesión del nervio óptico. Sin embargo, no hay resultados claros sobre el efecto directo de cada tratamiento sobre la afectación visual ni sobre la eficacia comparada de cada uno de los tratamientos.

Se citan revisiones sistemáticas en las que se compararon travoprost y latanoprost con timolol, en las que se observó que los análogos de las prostaglandinas son más eficaces para disminuir la presión intraocular. Dos revisiones sistemáticas concluyeron que bimatoprost al 0,03% es más eficaz para disminuir la presión intraocular que latanoprost, al cabo de 3 meses de tratamiento [diferencia de riesgo de 12 (IC95%, 4-21)], pero no al cabo de 1 mes ni al cabo de 6 meses. Los propios autores concluyeron que ambos fármacos tienen eficacia similar. En cuanto a la comparación entre bimatoprost y travoprost, se halló una diferencia significativa a favor de bimatoprost al cabo de 3 meses y después [diferencia media ajustada de 0,88 (IC95%, 0,13-1,63)], mientras que en otra revisión sistemática se concluyó que bimatoprost y travoprost tienen eficacia similar [diferencia media ajustada de 0,08 (IC95%, de -0,62 a 0,79)].

Se citan otros ensayos de comparación en tres posibles tratamientos. Por ejemplo, en dos ensayos se comparó latanoprost de marca con un genérico; ambos disminuyeron la presión intraocular en la misma magnitud (entre 6 y 7 mm Hg). En otro ensayo latanoprost (en 7,5 mm Hg) y la combinación de brimonidina y timolol (en 7,0 mm Hg) dieron lugar a una reducción de la presión intraocular de magnitud similar.

En conjunto, los resultados de las revisiones sistemáticas muestran que los fármacos para el tratamiento tópico del glaucoma reducen la presión intraocular, y también que las prostaglandinas son superiores a otros fármacos no combinados en la reducción de la presión intraocular.

En otra revisión sistemática (Vass et al) todos los tratamientos farmacológicos tópicos (entre ellos los bloqueadores ß-adrenérgicos) reducen la probabilidad de empeoramiento de la vista en comparación con placebo [OR=0,6 (IC95%, 0,5-0,8)]. Los bloqueadores ß-adrenérgicos comparados con placebo también son eficaces [OR=0,7 (IC95%, 0,5-1,00)] para prevenir el empeoramiento de la visión; también se ha observado que timolol es más eficaz que carteolol. No obstante, los participantes aleatorizados a timolol experimentaron una probabilidad del doble de defectos de campo visual, comparados con los aleatorizados a levobunolol.

En otra revisión sistemática de cinco ensayos clínicos se comparó el tratamiento farmacológico con el quirúrgico o con no tratar. Los participantes aleatorizados a tratamiento farmacológico tópico tuvieron una probabilidad un 44% más baja de experimentar progresión de la pérdida de campos visuales y de lesión del disco óptico, comparados con los participantes que no recibieron tratamiento [HR=0,6 (IC95%, 0,4-0,8)]. Los pacientes que recibieron tratamiento médico o quirúrgico tuvieron una probabilidad un 35% menor de experimentar progresión de la pérdida de campos visuales y de lesión del disco óptico que los que no recibieron tratamiento.

En otra revisión sistemática de 3 ensayos clínicos se comparó el tratamiento farmacológico inicial con trabeculectomía inicial para prevenir la progresión de la pérdida de campos visuales y de lesión del nervio óptico. En un ensayo se halló que la trabeculectomía daba lugar a menos progresión de la pérdida de campos visuales que el tratamiento médico [OR=2,56 (IC95%, 1,12-5,83)], mientras que en los otros dos ensayos no se hallaron diferencias claras de riesgo de progresión [primer ensayo: OR=0,69 (IC95%, 0,29-1,67); segundo ensayo: cambio en la desviación m