Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/11/2018
SIETES contiene 92579 citas

 
Ref. ID 94784
 
Tweet
Howland J, Rohsenow DJ. Risks of energy drinks mixed with alcohol
Journal of the American Medical Association (JAMA)
16 de enero 2013
Volumen 309 nº 3 página(s) 245-6

La industria de los refrescos aplica agresivas técnicas de publicidad, dirigidas sobre todo a captar consumidores jóvenes. Se promueve asimismo el consumo de bebidas ricas en cafeína junto con el de bebidas alcohólicas.

Las hipótesis sobre los riesgos del consumo conjunto de alcohol con bebidas que contienen cafeína son las siguientes:

- Dado que la cafeína compensaría los efectos sedantes del alcohol, el componente cafeína de la muestra reduciría la sensación de intoxicación.

- Al reducirse la sensación de intoxicación, se afectaría el juicio del consumidor en relación con los comportamientos de riesgo (por ej., conducción de vehículos en estado de embriaguez) porque los bebedores no se dan cuenta de que están intoxicados.

- En tercer lugar, si se reduce la sensación de intoxicación se induce a consumir más alcohol, lo que afecta todavía más la capacidad para identificar las situaciones de riesgo, así como la función cognitiva.

Aunque las pruebas experimentales de los efectos del consumo conjunto de alcohol y cafeína sobre la percepción subjetiva de la intoxicación y la sedación han dado resultados contradictorios, el consumo conjunto de alcohol y cafeína se correlaciona con un aumento del riesgo de consecuencias negativas de la bebida.

En un estudio sobre 802 dueños de bares, el riesgo de dejar el bar en estado de intoxicación (con una concentración en aire espirado >0,08 g/100 mL) entre los que consumieron alcohol con cafeína, comparados con los que consumieron alcohol sin cafeína, fue tres veces mayor [OR=2,99 (IC95%, 1,39-6,43); diferencia de 9,5% a 3,5%]. El riesgo de intentar conducir un vehículo tras dejar el bar fue de cuatro veces [OR=4,26 (IC95%, 2,14-8,49); diferencia de 12,3% a 4,4%]. Los estudiantes que consumieron alcohol con bebida con cafeína, comparados con los que consumieron alcohol sin consumir cafeína mostraron mayor probabilidad de experimentar varias consecuencias negativas relacionadas con la bebida, como riesgo de alrededor del doble de experimentar o cometer una agresión sexual, subirse a un coche con conductor bebido, tener un accidente de tráfico atribuible al alcohol o necesitar tratamiento médico.