Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/8/2019
SIETES contiene 92796 citas

 
Ref. ID 93287
 
Tweet
Fihn SD, Gardin JM, Abrams J, Berra K, Blankenship JC, Dallas AP, Douglas PS, Foody JM, Gerber TC, Hinderliter AL, King SB, Kigfield PD, Krumholz HM, Kwong RYK, Lim MJ, Linderbaum JA, Mack MJ, Munger MA, Sabik JF, Shaw LJ, Sikkema JD, Smith Jr CR, Smith Jr SC, Spertus JA, Williams SV. 2012 ACCF/AHA/ACP/AATS/PCNA/SCAI/STS Guideline for the diagnosis and management of patients with stable ischemic heart disease: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines, and the American College of Physicians, American Association for Thoracic Surgery, Preventive Cardiovascular Nurses Association, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons
Circulation (Circulation)
18 de diciembre 2012
Volumen 60 nº 24 página(s) e44-e164

Nuevas recomendaciones sobre el tratamiento de la cardiopatía isquémica estable, en las que se dice buscar un equilibrio entre la reducción de la mortalidad y el alivio de los síntomas

Las organizaciones patrocinadoras son la fundación del American College of Cardiology, la American Heart Association, el American College of Physicians, la American Association for Thoracic Surgery, la Preventive Cardiovascular Nurses Association, la Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, y la Society of Thoracic Surgeons.

ANTECEDENTES Y OBJETIVO: El objetivo de estas recomendaciones es ayudar a los pacientes con cardiopatía isquémica (CI) estable y a sus médicos a aplicar estrategias terapéuticas efectivas, que incluyen educación, identificación y tratamiento de las situaciones que contribuyen a empeorar o complicar la CI, modificación de factores de riesgo y tratamientos de eficacia demostrada.

PUNTOS CLAVE:

1. En todos los pacientes el tratamiento debe dirigirse inicialmente a eliminar los comportamientos no saludables (por ej., hábito de fumar) y a adoptar estilos de vida saludables, que deben incluir control del peso, actividad física y dieta sana.

2. La educación del apciente tiene una importancia fundamental y debe incluir aspectos como el cumplimiento de la prescripción de medicamentos, las opciones terapéuticas disponibles, los niveles deseables de ejercicio, el autocontrol y la identificación de síntomas de empeoramiento (Clase I).

3. Modificación de los factores de riesgo:

- Además de tratamiento dietético, todos los pacientes deben recibir tratamiento con una estatina a dosis intermedia o alta, excepto en caso de contraindicación.

- Los pacientes con presión arterial igual o superior a 140/90 mm Hg deben recibir tratamiento con un fármaco antihipertensivo (Clase I).

- Se debe evitar el uso de rosiglitazona para la diabetes (Clase III).

- Todos los pacientes deben iniciar actividad aerobia de intensidad moderada durante 30 a 60 minutos por lo menos 5 días por semana (preferible 7 días por semana) (Clase I).

- Todos los pacientes deben intentar alcanzar o mantener un IMC de entre 18,5 y 24,9 kg/m² (Clase I).

- Todos los pacientes deben dejar de fumar y deben evitar el humo (Clase I).

- Las siguientes medidas no tienen una eficacia demostrada para reducir el reisgo cardiovascular: tratamiento hormonal sustitutivo, suplementos de vitamina C, vitamina E o ß-caroteno, tratamiento con quelantes, ajo, selenio y cromo (Clase III).

4. Tratamiento médico para prevenir un infarto de miocardio (IAM) o la muerte

- Ácido acetilsalicílico (AAS), 75-162 mg al día, o clopidogrel para pacientes que no toleran el AAS (Clase I).

- Bloqueador ß-adrenérgico durante 3 años tras un IAM o síndrome coronario agudo (Clase I).

- Un IECA o un antagonista de la angiotensina para todos los pacientes que además tengan hipertensión, diabetes o disfunción sistólica ventricular izquierda (Clase I).

- Vacuna anual contra la gripe (Clase I).

5. Tratamiento médico sintomático con:

- Un bloqueador ß-adrenérgico como tratamiento inicial (Clase I).

- Un bloqueador de los canales de calcio para los pacientes que no toleren el bloqueador ß-adrenérgico (Clase I).

- Nitroglicerina sublingual o spray de nitroglicerina para el alivio inmediato de los síntomas (Clase I).

6. La revascularización se recomienda para evitar un IAM o la muerte en los pacientes con una estenosis de 50% del diámetro o más de la arteria coronaria izquierda principal. Es preferible el cortocircuito coronario (Clase I), pero la intervención coronaria percutánea constituye una alternativa aceptable (Clase IIa). El cortocircuito coronario también se recomienda para mejorar la supervivencia de los pacientes con afectación de tres vasos (entre ellos la arteria descendente proximal izquierda anterior) y se recomienda cortocircuito o angioplastia indistintamente para los que han sobrevivido un episodio de muerte súbita (Clase I).

7. La revascularización se recomienda para el alivio sintomático en pacientes que presentan por lo menos una estenosis vascular significativa y angina inaceptable que persiste a pesar del tratamiento médico según estas recomendaciones (Clase I).

8. Se deben hacer visitas de seguimiento por lo menos una vez al año. Deben incluir valoración de síntomas, función clínica, complicaciones, factores de riesgo y adhesión a las modificaciones de estilo de vida y al tratamiento médico (Clase I).

- No es necesario evaluar la disfunción ventricular izquierda en las visitas de seguimiento habituales, excepto que haya nuevos síntomas o empeoramiento de los anteriormente presentes (Clase III).

- No se debe practicar angiografía con TAC para evaluar arterias coronarias nativas con calcificación moderada o grave (Clase III).

- No se deben realizar estudios de imagen a intervalos de menos de 5 años después de un cortocircuito coronario o menos de 2 años después de una angioplastia (Clase II).

COMENTARIO: El objetivo del tratamiento efectivo de la CI estable consiste en reducir la mortalidad prematura y un IAM a la vez que se mejora el estado de salud y la funcionalidad. Está claro que no hay una sola estrategia correcta en cualquier situación clínica: el tratamiento debe ser individualizado, y estas recomendaciones facilitarán la toma informada de decisiones. El mensaje de que los pacientes con CI estable deben ser visitados de manera periódica y de que se les debe instruir para acudir a un centro de atención si hay algún cambio en sus síntomas es particularmente importante.

[Obsérvese que para el tratamiento antiagregante plaquetario se pone el clopidogrel al mismo nivel de preferencias que el AAS, y que no se proponen diuréticos tiacídicos como antihipertensivos. Lo primero es más que discutible; lo segundo no tanto.]