Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 15/12/2019
SIETES contiene 92855 citas

 
Ref. ID 93205
 
Tweet
Anónimo. Mifepristone (Korlym) for Cushing's syndrome
The Medical Letter on Drugs and Therapeutics (Med Lett Drugs Ther)
11 de junio 2012
Volumen 54 nº 1392 página(s) 46-7

La FDA ha aprobado una nueva indicación de la mifepristona (RU 486): el tratamiento de la hiperglucemia secundaria a hipercortisolismo en adultos con síndrome de Cushing endógeno que tienen diabetes de tipo 2 o intolerancia a la glucosa y que no han respondido o no son candidatos al tratamiento quirúrgico. En esta indicación las dosis recomendadas son más altas que para la interrupción voluntaria del embarazo.

El tratamiento definitivo del síndrome de Cushing es la extirpación quirúrgica del tumor hipofisario o suprarrenal causante de la producción excesiva de cortisol. El antifúngico imidazólico ketoconazol, que inhibe la producción de corticoides por la suprarrenal, constituye el tratamiento médico más utilizado. En la UE también se ha aprobado la pasireotida, un análogo de la somatostatina.

La mifepristona es un esteroide sintético con elevada afinidad por los receptores de la progesterona, y que actúa como antiprogestágeno. A las dosis más altas también se fija a los receptores glucocorticoides y en menor medida a los androgénicos.

En un ensayo clínico abierto y no controlado, de 24 semanas, en 50 adultos con síndrome de Cushing endógeno, dio lugar a una mejoría significativa de la regulación de la glucemia en los pacientes con intolerancia a la glucosa o diabetes de tipo 2.

Los efectos adversos más frecuentes son fatiga, náusea, vómito, cefalea, hipopotasemia, artralgia y edema. También puede inducir insuficiencia suprarrenal, alargamiento del QT e hipertensión. Si ocurre una insuficiencia suprarrenal, no puede ser confirmada por analítica porque el fármaco da lugar a un aumento de los niveles circulantes de cortisol. En mujeres puede producir hiperplasia de endometrio, hemorragia uterina irregular y aborto. Está contraindicada durante la gestación.

Los inhibidores potentes del CYP3A4, como ketoconazol, pueden dar lugar a un aumento considerable de las concentraciones plasmáticas de mifepristona. Los inductores potentes, como rifampicina, tienen un efecto opuesto. La mifepristona inhibe el CYP3A, el CYP2C8/C9 y el CYP2B6, de modo que puede ocasionar un aumento de las concentraciones plasmáticas de los fármacos eliminados por estas vías. Está contraindicado su uso junto con simvastatina o lovastatina, porque puede dar lugar a acumulación der estos substratos del CYP3A4.

La dosis inicial es de un comprimido de 300 mg por vía oral, una vez al día con una comida. Según la respuesta clínica, la dosis se puede aumentar en incrementos de 300 mg cada 2 a 4 semanas, hasta un máximo de 1.200 mg al día.