Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/11/2019
SIETES contiene 92834 citas

 
Ref. ID 92919
 
Tweet
Meier MH, Caspi A, Ambler A, Harrington H, Houts R, Keefe RS, McDonald K, Ward A, Poulton R, Moffitt TE. Persistent cannabis users show neuropsychological decline from childhood to midlife
Proc Natl Acad Sci USA (Proc Natl Acad Sci USA)
27 de agosto 2012
página(s) 1

Se realizó un seguimiento de una cohorte de unos 1.000 ciudadanos de Nueva Zelanda desde su nacimiento. Se midió el consumo de cannabis a intervalos periódicos (18, 21, 26, 32 años), desde los 18 años hasta los 38. Se pasó un test de inteligencia en la infancia (a los 13 años) y otra vez a los 38 años.

Los participantes fueron los del Dunedin Study, un estudio prospectivo de una cohorte desde el nacimiento compuesta por 1.037 individuos, que fueron seguidos desde que nacieron en 1972 o 1973 hasta los 28 años.

El consumo persistente de cannabis (por lo menos 4 días por semana) se asoció a deterioro neuropsicológico a los 38 años. El deterioro fue especialmente notable entre los adolescentes que fueron dependientes del cannabis (pérdida de 8 puntos en el QI a los 38 años). El efecto persistió tras controlar por factores de confusión, como nivel educativo, uso de otras drogas y consumo de tabaco.

Además, la detención del consumo de cannabis durante la adolescencia no se siguió de la recuperación plena de la función neuropsicológica.

Según los autores, los resultados de este estudio indican que el cannabis sería neurotóxico para el cerebro del adolescente y que el consumo persistente de cannabis, sobre todo si se inició durante la adolescencia, da lugar a un deterioro neuropsicológico en la edad mediana.