Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 15/3/2021
SIETES contiene 93212 citas

 
Ref. ID 92853
 
Tweet
Rodda J, Carter J. Cholinesterase inhibitors and memantine for symptomatic treatment of dementia
British Medical Journal (BMJ)
12 de mayo 2012
Volumen 344 nº 7856 página(s) 43-7

En esta revisión y puesta al día sobre el tratamiento farmacológico de las demencias se aportan algunas novedades.

Sobre memantina en la enfermedad de Alzheimer:

Los resultados disponibles hasta ahora de los ensayos clínicos en los que se ha examinado el efecto de añadir memantina al tratamiento de pacientes cuya enfermedad de Alzheimer ha sido estabilizada con un inhibidor de la colinesterasa han sido discordantes.

En un ensayo en 404 pacientes que habían sido estabilizados durante 6 meses con donepecilo, la adición de memantina durante 6 meses dio lugar a una mejoría estadísticamente significativa en comparación con placebo de la función cognitiva, las medidas globales y las actividades diarias vitales.

En otro ensayo en pacientes con enfermedad de Alzheimer leve o moderada estabilizados con algún inhibidor de la acetilcolinesterasa, la adición de memantina no fue mejor que placebo en varias escalas.

Más recientemente, el ensayo DOMINO, de 12 meses de duración y a doble ciego en personas con enfermedad moderada a grave que ya tomaban donepecilo, no se registró un efecto beneficioso de la combinación de donepecilo + memantina, en comparación con donepecilo solo, sobre la función cognitiva y otras funciones.

Tratamiento prolongado:

Es difícil sacar conclusiones firmes sobre el tratamiento a largo plazo, porque la mayoría de los ensayos clínicos han durado medio año.

La generalización de los resultados del ensayo controlado con placebo más largo realizado hasta ahora tiene la limitación de un diseño con múltiples lavados y con una tasa muy elevada de abandonos (70%), que fue excluido por estos motivos de la revisión Cochrane correspondiente. No obstante, en el ensayo DOMINO se observó que la continuación del donepecilo se asoció a mejor función cognitiva y otras funciones a lo largo de 12 meses, en comparación con su retirada. La magnitud de este efecto fue sin embargo muy limitada, de 1,9 puntos (1,3 a 2,5; p<0,001) en la escala MMSE (de 30 puntos de recorrido).

Demencia vascular:

Un metanálisis de 8 grandes ensayos clínicos (tres con donepecilo, dos con galantamina, uno con rivastigmina y dos con memantina), de 24-28 semanas de duración, en el que se incluyeron resultados publicados y no publicados, en pacientes con demencia vascular, halló efectos cognitivos modestos pero significativos a favor de los inhibidores de la colinesterasa, basados en la escala ADAScog (también llamada VaDAS-cog) en todos los ensayos, de entre -1,10 (de -2,15 a -0,05) puntos para rivastigmina, hasta -2,17 (de -2,98 a -1,35) puntos para donepecilo (sobre un recorrido total de 70 puntos), es decir de magnitud similar a la registrada en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, los resultados referentes a medidas globales y actividades diarias vitales no fueron consistentes, y los pacientes aleatorizados a un inhibidor de la colinesterasa (pero no los aleatorizados a memantina) mostraron un aumento de la incidencia de acontecimientos adversos, en comparación con placebo.