Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/10/2019
SIETES contiene 92826 citas

 
Ref. ID 92617
 
Tweet
Anónimo. Public Citizen to FDA: pull diabetes drug Victoza from market immediately
Public Citizen (Public Citizen)
abril 2012
página(s) 1

Public Citizen ha solicitado públicamente a la FDA la retirada inmediata de liraglutida del mercado, porque aumenta el riesgo de cáncer de tiroides, pancreatitis, reacciones alérgicas graves e insuficiencia renal.

Liraglutida fue aprobada por la FDA en enero de 2010, a pesar de la opinión contraria de dos farmacólogos revisores y un especialista en seguridad clínica (Dra Karen Mahoney) de la FDA. En junio de 2011 la FDA advirtió de los riesgos de pancreatitis, cáncer de tiroides e insuficiencia renal.

Liraglutida es el único fármaco aprobado por la FDA o en desarrollo que causa tumores de tiroides de células T en ambos sexos en ratas y ratones, a dosis que corresponden a las utilizadas en clínica. En estudios clínicos anteriores a su comercialización se registró un riesgo de tres veces de cáncer papilar de tiroides y un riesgo de 2,4 veces de hiperplasia de células C de tiroides, en comparación con el riesgo en pacientes que recibieron otros fármacos hipoglucemiantes.

En los ensayos clínicos también se registró un aumento de 3,7 veces del riesgo de pancreatitis, y la FDA ha recibido un número alarmante de notificaciones de casos de pancreatitis. En los primeros 17 meses de comercialización, se han notificado por lo menos 200 casos de pancreatitis aguda. Public Citizen estima que el número real de casos de pancreatitis causados por liraglutida debe ser de alrededor de 2.000.

Se recuerda que este fármaco también aumenta el riesgo de insuficiencia renal crónica y que la FDA exigió al fabricante la inclusión de una advertencia sobre este riesgo en los envases del medicamento, así como sobre el riesgo de reacciones de hipersensibilidad aguda. Casi un 10% de los participantes en ensayos clínicos sobre liraglutida desarrollaron anticuerpos contra el fármaco, relacionados con un aumento de la incidencia de infecciones (sobre todo de vías respiratorias altas y bajas), reacciones en el punto de inyección y artralgia.

Más frecuentes todavía son los efectos adversos digestivos: náusea, diarrea, vómito, estreñimiento y dolor abdominal, que tienen una incidencia de por lo menos el doble de la registrada en personas no expuestas al fármaco.

No se sabe si la liraglutida incrementa el riesgo cardiovascular.

Public Citizen considera que no basta con incluir advertencias en los envases, porque no se puede suponer que la inclusión de una advertencia hará que médicos y pacientes le presten atención. Por el contrario, en Estados Unidos su consumo ha aumentado de manera ininterrumpida, y ha alcanzado las 150.000 prescripciones mensuales.