Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 92357
 
Tweet
Elsharkawy AM, McPherson S, Masson S, Burt AD, Dawson RT, Hudson M. Cholestasis secondary to anabolic steroid use in young men
British Medical Journal (BMJ)
11 de febrero 2012
Volumen 344 nº 7843 página(s) 47-9

Se describen dos casos de colestasis grave en dos jóvenes que habían usado anabolizantes. El primero, un hombre de 32 años reconoció haber tomado metandrostenolona a dosis de 5 mg al día durante los dos meses anteriores. El segundo, un joven de 16 años reconoció haber tomado 10 mg tres veces al día de metandrostenolona durante 5 días.

Un estudio del Ministerio de Salud británico demostró que un 0,2% de los jóvenes habían probado los esteroides anabolizantes en 2001-04, y un 0,5% en 2006. En Estados Unidos, en un estudio en el que se recogió la información por cuestionarios entre estudiantes de 12º grado (el último año de la educación secundaria), se halló que un 6,6% admitieron haber tomado anabolizantes; es preocupante que dos terceras partes habían iniciado el uso antes de los 16 años.

En un estudio sobre hombres homosexuales que acudían regularmente a gimnasios en Londres en el 2000, se halló que un 15,2% de los 792 entrevistados habían usado esteroides anabolizantes en el año anterior; un 11,7% por vía inyectable.

Hay disponibles múltiples formulaciones de anabolizantes. No obstante, son los derivados 17-alfa alquilados, como la metandrostenolona y la metiltestosterona, los que tienen mayor hepatotoxicidad. De los anabolizantes administrados por vía inyectable, pocos tienen sustitución alquílica en posición 17-alfa, y por este motivo el uso de esteroides anabolizantes por vía oral se asocia a un mayor riesgo de hepatotoxicidad.

Los esteroides anabolizantes se han asociado a múltiples efectos indeseados, como cardiomiopatía, ictus, hipertensión, agresividad y agresión, hipertrofia prostática y colestasis. En un estudio, un 96% de los usuarios notificó por lo menos un efecto indeseado.

Los esteroides anabolizantes se pueden adquirir fácilmente por internet; su calidad y cantidad no parecen estar reguladas. Se han identificado también suplementos dietéticos que contienen esteroides anabolizantes.