Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 26/2/2020
SIETES contiene 92916 citas

 
Ref. ID 91458
 
Tweet
Ritchie LD, Campbell NC, Murchie P. New NICE guidelines for hypertension
British Medical Journal (BMJ)
10 de septiembre 2011
Volumen 343 nº 7822 página(s) 491-2

La modificación más llamativa en las nuevas recomendaciones sobre hipertensión arterial publicadas por el NICE, en relación a las anteriores, es que ya no se recomiendan las tiacidas como fármacos de primera elección, excepto si el paciente presenta otras indicaciones para estos fármacos. Ahora los fármacos de primera elección son los bloqueadores de los canales de calcio para los mayores de 55 años y los de raza negra, y los IECA o bien los ARA2 para el resto. De hecho, la bendroflumetiacida es el antihipertensivo actualmente más prescrito en Escocia, y ya no es el recomendado para los pacientes recientemente diagnosticados. Aunque es utilizada ampliamente en el Reino Unido, lo es menos en otros países y es raramente investigada en ensayos clínicos, de modo que carece de amplia experiencia en estudios clínicos controlados. No obstante, es preciso señalar que las nuevas recomendaciones indican que los pacientes con cifras normalizadas de presión arterial tratados con bendroflumetiacida no necesitan cambiar de fármaco.

Las recomendaciones sobre el diagnóstico de hipertensión son más radicales. Se reconoce que se trata innecesariamente a los pacientes con hipertensión de bata blanca y actualmente se recomienda la medición ambulatoria de la presión arterial a todos los pacientes con valores de 140/90 mm Hg o más en la clínica, aunque en caso de hipertensión severa (180/110 mm Hg o más) se debe considerar el tratamiento inmediato. Se debe investigar la posible lesión de órganos diana y se debe evaluar el riesgo cardiovascular global. En una reciente revisión sistemática se observó que, comparadas con las mediciones ambulatorias, ni las efectuadas en la clínica ni las efectuadas a domicilio tienen suficiente sensibilidad y especificidad como técnica diagnóstica única.

Hay varios retos planteados en relación con la puesta en práctica de las recomendaciones. Sobre la base de las mediciones tradicionales efectuadas en la clínica, por lo menos una cuarta parte de los adultos en el Reino Unido tienen hipertensión (la prevalencia es de más de la mitad en los mayores de 60 años) y un 12% de las consultas en atención primaria en 2006 fueron por hipertensión.

[No se comenta nada sobre los límites de “normalidad” en personas con diabetes.]