Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 25/2/2021
SIETES contiene 93212 citas

 
Ref. ID 89447
 
Tweet
Ceresuela Weissman E, Coll Benejam T, Gené Badia J, Magallón Botaya R, Morera Castell R, Sueiro Justel J. COPAGO Conclusiones desde la evidencia científica
Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria)
2010
nº 29 página(s) 1-25

Se revisan las pruebas existentes sobre los efectos de la introducción de copagos en sistemas de salud. Se identificaron estudios realizados en varios países. Se concluye que los copagos pueden afectar la equidad del sistema público universal de atención a la salud y que no tienen efecto sobre el gasto, tanto si son de carácter más bien disuasorio como si son de carácter recaudatorio. La SEMFyC se manifiesta por lo tanto contraria a la introducción de copagos en el SNS en España.

_____

Se revisan las pruebas existentes sobre los efectos de la introducción de copagos en sistemas de salud. Se identificaron estudios realizados en varios países. Se concluye que los copagos pueden afectar la equidad del sistema público universal de atención a la salud y que no tienen efecto sobre el gasto, tanto si son de carácter más bien disuasorio como si son de carácter recaudatorio. La semFYC se manifiesta por lo tanto contraria a la introducción de copagos en el SNS en España.

“La semFYC está en desacuerdo con la aplicación de copagos en los servicios sanitarios, dado que no existen pruebas concluyentes de sus beneficios, pero en cambio sí existen evidencias, aunque sean débiles, y derivadas de múltiples estudios, sobre sus posibles efectos perjudiciales en la equidad y la salud de la población, especialmente la más desfavorecida socioculturalmente.

Hay suficiente evidencia en la literatura científica que permite asegurar que reforzar el papel del médico de familia, así como el control del presupuesto sanitario de AP y de la consulta externa de especialidades hospitalarias en manos de los médicos de familia, permite una mejor gestión del mismo. En este sentido, se puede hacer referencia a los últimos cambios introducidos en el Reino Unido. El traspaso de la responsabilidad de gestión a los médicos de familia puede causar (según sus cálculos) un ahorro del 45% de las tareas administrativas y mejorar la calidad global de la atención sanitaria.

Existen otras medidas –preferibles a nuestro entender– que pueden ayudar a la sostenibilidad del sistema sanitario:

– Incentivar adecuadamente a los profesionales directamente por resultados en: la mejora de la gestión y de las agendas de trabajo, la utilización de fármacos, el uso racional de las pruebas complementarias y la coordinación con otros niveles asistenciales (existen actualmente incentivos, pero son muy tímidos). El empoderamiento de los médicos de familia (apropiarse de sus propios recursos y acciones) es fundamental si queremos mantener un sistema sanitario de calidad.

– Establecer impuestos indirectos que recaen en productos como el tabaco, que se relacionan directamente con la pérdida de salud.

– Modificar las políticas de cobertura de nuevos fármacos y modificar la cartera de fármacos o los precios de los productos que en ella se incluyen, en función de criterios objetivos de efectividad y eficiencia.

– Establecer un catálogo de prestaciones y cartera de servicios de los servicios sanitarios públicos, que permita eliminar los servicios inefectivos o con un coste-efectividad inaceptable.

En caso de aplicación de copagos debería entenderse como un experimento científico con un control exhaustivo de las variables para poder detectar fehacientemente sus efectos.

En ningún caso el papel del médico de familia puede convertirse en el juez de su paciente sobre la utilización inadecuada que hace de los servicios sanitarios. No son aceptables roles que puedan poner en peligro la relación entre paciente y médico, un compromiso basado en la confianza para la gestión de los valores y la toma conjunta de decisiones, y la naturaleza ética de la profesión.

El copago de farmacia debe replantearse hacia un sistema más equitativo, que no valore únicamente la situación laboral (activo/pensionista) del individuo.”