Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/8/2019
SIETES contiene 92796 citas

 
Ref. ID 87270
 
Tweet
Gossop M, Hall W. Clashes between the government and its expert advisers
British Medical Journal (BMJ)
14 de noviembre 2009
Volumen 339 nº 7730 página(s) 1095-6

En el Reino Unido es frecuente que se pida oficialmente la opinión de expertos, pero después el ministro correspondiente no siga sus consejos. Por ejemplo, con frecuencia el ministro de salud correspondiente ha desestimado la recomendación de comités de expertos de aumentar los impuestos sobre el alcohol con el fin de obtener una reducción de su consumo.

Recientemente el Profesor David Nutt fue destituido como presidente del Comité Asesor sobre Abuso de Drogas (Advisory Council on the Misuse of Drugs, ACMD), justo antes de que el ministro rechazara la recomendación de este experto, el cual seguía expresando en público puntos de vista que no coincidían con las políticas del gobierno.

Las razones de la destitución de Nutt hay que buscarlas en el encargo que hizo el ministro de interior en 2007 al ACMD, en el sentido que reevaluara los riesgos del cannabis y su clasificación oficial. La respuesta del ACMD fue expresada en su informe de 2008, en el que proponía pasar el cannabis de la categoría C a la B (equivalente a la anfetamina en daños potenciales). Esta recomendación fue rechazada por el ministro de interior Alan Johnson, al igual que la rechazó el ministro anterior, pues era contraria a la visión del gobierno sobre los efectos del cannabis y el éxtasis sobre la salud pública. En enero de 2009 el gobierno volvió a pasar el cannabis a la categoría B, "para evitar la difusión de mensajes contradictorios". El "problema" surgió cuando tras esta decisión el presidente del ACMD siguió expresando en público sus puntos de vista, contrarios a los del gobierno pero coincidentes con los de muchos otros expertos en daños producidos por drogas.

¿Qué debe hacer un experto cuando el gobierno rechaza sus recomendaciones? Algunos opinan que si un experto está en desacuerdo con la política del gobierno, lo mejor que puede hacer es dimitir. Sin embargo, los expertos no está obligados a dimitir ni a permenecer en silencio. Son científicos, acacdémicos o clínicos que actúan como expertos de manera voluntaria, y en su mayor parte, como es el caso de los miembros del ACMD, sin retribución económica. Tienen carreras independientes y sus opiniones se basan en un estudio profundo y amplia experiencia en sus campos de conocimiento. Que se les permita e incluso se les anime a contribuir al debate público sobre estas importantes cuestiones cojncide con el interés social.

Hay recomendaciones oficiales sobre como tratar estas situaciones en el seno de comités asesores científicos. Estas normas afirman de manera explícita que sus miembros son libres de expresar sus opiniones a condición que dejen claro que las expresan a título individual, y no como miembros de un comité asesor.