Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/10/2019
SIETES contiene 92829 citas

 
Ref. ID 86924
 
Tweet
Correll CU, Manu P, Olshanskiy V, Napolitano B, Kane JM, Malhotra AK. Cardiometabolic risk of second-generation antipsychotic medications during first-time use in children and adolescents
Journal of the American Medical Association (JAMA)
28 octubre 2009
Volumen 302 página(s) 1765-73

Los efectos metabólicos de los nuevos antipsicóticos son tema de preocupación aunque se ha evaluado poco este riesgo en población pediátrica. Los resultados del presente estudio observacional muestran importantes incrementos de peso en niños tratados con antipsicóticos durante 12 semanas.

En Estados Unidos en la última década las prescripciones de antipsicóticos atípicos para niños se han multiplicado por cinco; más de un 80% son para cuadros no psicóticos.

El objetivo de este estudio fue analizar la asociación entre el uso de diversos antipsicóticos y el aumento de peso junto con otros parámetros metabólicos.

MÉTODOS: Se diseñó un estudio de cohortes sobre las indicaciones de tratamiento, la efectividad y la toxicidad en jóvenes (SATIETY). El estudio se llevó a cabo entre diciembre de 2001 y septiembre de 2007 en una zona semiurbana. De los 505 niños y adolescentes (de 4 a 19 años de edad) con una semana o menos de tratamiento antipsicótico, 338 fueron incluidos en el análisis (66,9%). De estos, 272 tenían, por lo menos una evaluación basal, y 205 completaron el estudio (60,7%). Las indicaciones fueron un espectro diverso de conducta psicótica, alteraciones del humor o conducta agresiva. La intervención se basó en el tratamiento con aripiprazol, olanzapina, quetiapina, o risperidona durante 12 semanas.

Se midieron los cambios de peso y diversos parámetros metabólicos. Se midieron peso, altura, IMC, niveles de lípidos y glucemia, resistencia a la insulina, masa grasa y circunferencia abdominal al inicio y al final del período de exposición a los fármacos antipsicóticos. Los médicos podían modificar als dosis y añadir otros fármacos al tratamiento.

RESULTADOS:

Tras un seguimiento de unas 10 semanas de tratamiento, se observó un aumento de peso de:

- 8,5 kg (IC95% 7,4-9,7 kg) con olanzapina (n=45),

- 6,1 kg (IC95% 4,9-7,2 kg) con quetiapina (n=36),

- 5,3 kg (IC95% 4,8-5,9 kg) con risperidona (n=135), y

- 4,4 kg (IC95% 3,7-5,2 kg) con aripiprazol (n=41) comparado con un cambio mínimo de 0,2 kg en el grupo sin tratamiento (n=15).

Se observó un aumento de peso de 7% o más sobre el valor inicial en la mayoría de los pacientes expuestos a los fármacos (las proporciones fueron desde 56% con quetiapina a 84% con olanzapina).

Con olanzapina y quetiapina, respectivamente, se registró un aumento significativo del colesterol total [15,6 mg/dL (IC95%, 6,9-24,3 mg/dL] y 9,1 mg/dL (IC95%, 0,4-17,7 mg/dL)], triglicéridos (24,3 mg/dL y 37,0 mg/dL), colesterol no-HDL (16,8 mg/dL y 9,9 mg/dL), y la razón entre colesterol y triglicéridos (0,6 y 1,2).

Con risperidona se observó un aumento de triglicéridos.

No se observaron cambios significativos con aripiprazol ni en los pacientes no tratados.

CONCLUSIONES: Los autores concluyen que el tratamiento inicial con los nuevos antipsicóticos se asocia a un aumento del peso y otros trastornos metabólicos que, en este caso, varían de manera significativa en función del fármaco utilizado.

[Barbara Geller comenta en Journal Watch que en algunos estudios preliminares se han observado resultados prometedores con metformina, fármaco que podría ayudar a algunos niños tratados con antipsicóticos a evitar el aumento de peso. Sin embargo, ni la metformina está aprobada para esta indicación ni los antipsicóticos están aprobados para muchas de las indicaciones que actualmente motivan su empleo en pediatría.]


Citas relacionadas Citas relacionadas 87920