Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 15/7/2019
SIETES contiene 92792 citas

 
Ref. ID 85626
 
Tweet
Hicks MHR, Dardagan H, Serdán GG, Bagnall PM, Sloboda JA, Spagat M. The weapons that kill civilians - Deaths of children and noncombatants in Iraq, 2003-2008
The New England Journal of Medicine (N Engl J Med)
16 de abril 2009
Volumen 360 nº 16 página(s) 1585-8

Los autores usaron la base de datos de Iraq Body Count (IBC), una ONG que documenta las muertes violentas de población civil en Irak, para determinar la naturaleza y los efectos de varias armas sobre la población civil en Irak. IBC ha hecho un recuento desde el inicio de la invasión norteamericana, el 20 de marzo de 2003. Se basa en notificaciones en medios profesionales, más las procedentes de hospitales y de depósitos de cadáveres. Para evitar el recuento doble, se incluyen los casos en los que consta el momento y la localización. También hay información sobre autor, objetivo, arma usada, fuentes principales y, cuando es posible, la edad, sexo, ocupación y nombre de las víctimas. Las muertes de “civiles” son las de la mayoría de las mujeres, niños menores de 18 años, no combatientes y oficiales de policía muertos en actividades regulares pero no las paramilitares.

Hasta el 13 de junio de 2008 se registraron 91.358 muertes de civiles iraquíes por violencia armada. Se excluyeron 10.027 muertes por violencia prolongada (por ej., los dos asedios de Faluja y episodios prolongados de violencia entre el 20 de marzo de 2003 y el 30 de abril de 2003), y 20.850 muertes registradas sólo en notificaciones agregadas de depósitos de cadáveres y hospitales, porque estas muertes no fueron atribuidas de manera fiable a acontecimientos específicos de uso de armas. El análisis se centró en consecuencia en las 60.481 muertes restantes.

Hasta el 19 de marzo de 2008, el número total de civiles muertos ha sido de 60.481; 5.760 torturados (con signos de tortura en el cadáver), 11.877 víctimas de pequeñas armas de fuego, 8.708 víctimas de atentatos suicidas (5.401 con vehículo y 3.293 a pie), 2.079 víctimas de fuego de mortero, 2.363 víctimas de ataques aéreos.

19.706 personas (un 33%) fueron asesinados por ejecución tras rapto o captura.