Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 8/12/2019
SIETES contiene 92850 citas

 
Ref. ID 85400
 
Tweet
Fanta CH. Asthma
The New England Journal of Medicine (N Engl J Med)
5 de marzo 2009
Volumen 360 página(s) 1002-14

CONCLUSIONES: Cuando los síntomas de asma son infrecuentes, y leves, la administración ocasional de un broncodilatador de acción rápida para revertir la constricción del músculo liso de las vías respiratorias es un enfoque aceptable. Sin embargo, cuando los síntomas se hacen más frecuentes o más graves, el enfoque debe centrarse en la prevención de los síntomas (y los ataques de asma). La supresión de la inlfmación que produce un corticosteroide inhalado utilizado una o dos veces al día reduce la frecuencia de episodios de broncoconstricción y disminuye el riesgo de ataques asmáticos. A dosis bajas, los corticosteroides administrados por vía inhalatoria son seguros para el uso a largo plazo, incluso en niños. Una alternativa a un corticosteroide para el asma leve-es un antagonista de los receptores de los leucotrienos.

Cuando los síntomas persisten a pesar de la medicación, el cumplimiento, y una técnica de inhalación adecuada, la primera opción en el seguiente paso es la combinación de un estimulante ß-adrenérgico de acción prolongada+ un corticoide; esta opción mejora tanto la broncoconstricción como la inflamación de la vía aérea. Una nueva opción para los pacientes con asma alérgica es un anticuerpo monoclonal anti-IgE.

Si es necesario, el aumento de las dosis de corticoides inhalados puede lograr un control adecuado del asma. Sin embargo, a dosis altas, aumenta el riesgo de efectos adversos a largo plazo. Así, una vez que el control del asma se ha logrado por un período de 3 a 6 meses, deben realizarse esfuerzos para reducir la dosis de corticosteroides inhalados. El uso de estimulantes ß-adrenérgicos de acción prolongada, modificadores de los leucotrienos, y anticuerpos anti-IgE puede facilitar una reducción de la dosis de corticoides inhalados, manteniendo al mismo tiempo el control de la enfermedad.