Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 15/12/2019
SIETES contiene 92855 citas

 
Ref. ID 84695
 
Tweet
Maestri E, Marata AM, Capelli O, Magnano L, Formoso G, Magrini N. Vecchi e nuovi bisfosfonati nella prevenzione delle fratture legate ad osteoporosi
Informazioni sui Farmaci (Informazioni sui Farmaci)
agosto 2008
Volumen 32 nº 4 página(s) 94-101

Revisión crítica sobre bifosfonatos en la prevención de fracturas por osteoporosis. Se hace referencia al "festival de las cuasi-verdades", a la promoción de estos fármacos en prevención primaria a la luz de (escasas) pruebas de eficacia en prevención secundaria, a su promoción en grupos variados de edad, a la diferencia de pruebas de eficacia entre los diferentes bifosfonatos.

Subtítulos para cada fármaco:

Etidronato: la mejoría de la densidad mineral ósea (DMO) no se asocia a reducción de la tasa de fracturas.

Alendronato: eficacia sobre todas las fracturas en prevención secundaria y primaria en mujeres de riesgo muy elevado.

Risedronato: eficacia sobre todos los tipos de fractura, pero sólo en prevención secundaria.

Ácido clodrónico: eficacia sólo por vía oral y no en la fractura de fémur.

Ácido ibandrónico: eficacia sólo en prevención secundaria y limitada a fracturas vertebrales.

Ácido zoledrónico en monodosis anual: eficacia casi exclusivamente en mujeres de riesgo muy elevado.

Ácido neridrónico: por ahora "off label", faltan estudios sobre fracturas por osteoporosis.

Sobre los efectos indeseados, se hace especial referencia a la fibrilación auricular, la perforación esofágica, los oftalmológicos (casos notificados de uveítis, escleritis e incluso ceguera; frecuencia no aclarada; se recomienda suspender el tratamiento enc aso de aparición), mialgias osteoarticulares crónicas (se hace referencia a la nota de la FDA sobre dolor crónico en pacientes tratados con bifosfonatos) y osteonecrosis mandibular.

Se dan finalmente uans recomendaciones sobre indicaciones de los bifosfonatos. ¿Cuándo? ¿Duración del tratamiento? Indicaciones en prevención secundaria y primaria, y prevención en pacientes tratados con corticoides.

Conclusiones:

- La osteoporosis no es una epidemia silenciosa que afecta a millones de mujeres tras la menopausia; es un factor de riesgo natural, literalmente una enfermedad inventada.

La mayoría de las fracturas ocurre tras una caída, en mujeres que no presentan osteoporosis a la densitometría.

- Actuar sobre la densidad mineral ósea evita muy pocas fracturas; es más importante centrarse en reducir el riesgo ambiental de caída.

- En la estrategia de prevención de la fractura, la determinación de la DMO no sirve para nada. Para las decisiones lo que cuenta es el juicio clínico global.

- El tratamiento con bifosfonatos está indicado tras una fractura por fragilidad en pacientes que reciben tratamiento crónico con corticoides. Alendronato y risedronato son los fármacos con mejores pruebas de eficacia en tratamiento continuado por vía oral.

- En las mujeres en edad inmediatamente postmenopáusica, el riesgo de fractura es muy remoto. El tratamiento debe reservarse para las mujeres con factores predisponentes (historia familiar de fractura vertebral, menopausia antes de 45 años, artritis reumatoide, otras conectivopatías) y disminución marcada de la densidad mineral ósea: sólo en estos casos tiene sentido el seguimiento de la densidad mineral ósea con densitometría. El alendronato es el único fármaco para el que hay pruebas de eficacia en prevención primaria.

- El tratamiento con un bifosfonato debe ir siempre asociado a calcio y vitamina D.