Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 83085
 
Tweet
Sjöqvist F, Garle M, Rane A. Use of doping agents, particularly anabolic steroids, in sports and society
The Lancet (Lancet)
31 de mayo 2008
Volumen 371 nº 9627 página(s) 1872-82

El doping, sobre todo el basado en el uso de esteroides anabolizantes androgénicos, ha pasado de ser un problema limitado al deporte a ser un problema de salud pública.

En este artículo se revisa la prevalencia del uso de estos productos, las pruebas de que algunos de ellos mejoran el rendimiento deportivo, sus efectos indeseados y las consecuencias a largo plazo del empleo de esteroides anabolizantes para el conjunto de la sociedad.

Los efectos indeseados de los esteroides anabolizantes no suelen ser notificados a las autoridades de salud. Se describen los efectos adversos neuropsiquiátricos y sus posibles correlatos neurobiológicos, con énfasis especial en el comportamiento violento.

Los métodos analíticos aplicados en los laboratorios acreditados por la Agencia Antidoping Mundial pueden detectar todas las sustancias; aunque el análisis de la testosterona requiere la aplicación de técnicas especiales, se deben tener en cuenta las recientemente descritas diferencias interétnicas en la excreción de la testosterona.

La prevención del doping deportivo debe basarse en los análisis al azar, seguimientos médicos, intervenciones pedagógicas, una legislación más dura sobre la posesión de esteroides anabolizantes, y períodos de descalificación más largos que los actuales de los atletas que usan estas sustancias.

En la tabla 1 se presenta un resumen de la historia del control antidoping, desde la masticación de coca por los incas hasta la reciente descalificación de la atleta Marion Jones.

En la tabla 2 se indican las sustancias denunciadas a la agencia antidoping de Suecia en 1996-2000 y en 2001-2006. Los fármacos citados son los siguientes:

- Esteroides anabolizantes: testosterona, metandienona ("rusa"), nandrolona, estanozolol.

- Otras hormonas y análogos: hCG-tamoxifeno, GH/IGF1/insulina.

- Otras sustancias: efedrina, clenbuterol, GHB (ácido gamma-hidroxibutírico)., opiáceos no especificados (?), alcohol, creatina, suplementos dietéticos y medicamentos de prescripción no especificados.

En el Panel 1 se indican las sustancias y métodos prohibidos en deportes en todos los momentos según la WADA (2008):

- Esteroides anabolizantes exógenos (danazol, nandrolona, estanozolol), endógenos (testosterona) y otros (desbuterol, moduladores del receptor androgénico).

- Hormonas y análogos: eritropoyetina, hormona del crecimiento (GH), factores de crecimiento insulinoides (por ej., IGF1), factores de crecimiento mecánico, gonadotrofinas (por ej., la coriónica humana, prohibida sólo en hombres), insulinas y corticotrofinas.

- Estimulantes adrenérgicos ß2: todos, incluidos los isómeros D y L; su inhalación exige un certificado de uso terapéutico.

- Antagonistas y moduladores hormonales: inhibidores de la aromatasa (anastrozol, letrozol, otros), moduladores selectivos del receptor estrogénico (por ej., tamoxifeno), otros antiestrógenos (por ej., clomifeno) y modificadores de las funciones de la miostatina (por ej., inhibidores de la miostatina).

- Diuréticos y otros enmascaradores: diuréticos, epitestosterona, probenecida, inhibidores de la alfa-reductasa (por ej., finasterida o expansores del plasma).

En el Panel 2 se indican los productos prohibidos por la WADA (2008) durante las competiciones:

- Estimulantes y sus isómeros ópticos (anfetamina, cocaína, efedrina, metilefedrina, fenfluramina, d-metanfetamina, metilfenidato, modafinilo, pemolina, selegilina, sibutramina y estricnina.

- Narcóticos (por ej., todos los derivados opiáceos).

- Cannabinoides.

- Glucocorticoides (sólo se pueden usar con certificado médico de uso terapéutico).