Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/8/2020
SIETES contiene 93083 citas

 
Ref. ID 82643
 
Tweet
Busse F, Omidi L, Windgassen M, Kluge E, Stumvoll M. Lead poisoning due to adulterated marijuana
The New England Journal of Medicine (N Engl J Med)
10 de abril 2008
Volumen 358 nº 15 página(s) 1641-2

Como consecuencia de las normativas aplicadas en las últimas décadas, en Alemania en los últimos años no se habían registrado casos de intoxicación por plomo. No obstante, hace poco, y durante un período de 3 a 4 meses, se han registrado ingresos hospitalarios de 29 pacientes de 16 a 33 años de edad, en el área metropolitana de Leipzig (unos 650.000 habitantes). Los pacientes presentaban signos y síntomas típicos de intoxicación por plomo. De estos 29 pacientes, 20 habían ingresado en el hospital de los autores de esta comunicación.

El cuadro clínico incluía retortijones, náusea, anemia de gravedad variable y fatiga. La mayoría de los pacientes presentaban las alteraciones típicas de los basófilos, y algunos presentaban síntomas neurológicos. En otros hospitales un paciente presentó encefalopatía grave, con alucinaciones y neuropatía periférica.

El tratamiento con quelantes fue eficaz. Inicialmente no se identificó el origen del plomo. Ocho semanas después los autores advirtieron una característica común: se trataba de pacientes jóvenes, desempleados o estudiantes, fumadores y con piercings. Todos ellos reconocieron ser fumadores de marihuana.

Los autores consiguieron muestras de la marihuana consumida de tres pacientes, e identificaron la presencia de plomo (así como de THC). En una muestra había restos de plomo visibles a simple vista, lo que sugiere que éste había sido añadido deliberadamente, y que no se había incorporado a la planta de manera inadvertida a partir de un terreno contaminado.

Como consecuencia de ello, las autoridades sanitarias pusieron en marcha un programa anonimizado de cribado, al que acudieron 145 personas en dos semanas. De éstas, 95 presentaban niveles séricos de plomo tributarios de tratamiento (<25 µg/dL) o incluso niveles peligrosos (>80 µg/dL).

La tesis de la policía es que el plomo fue añadido a la marihuana para darle peso.