Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 29/11/2020
SIETES contiene 93170 citas

 
Ref. ID 74953
 
Tweet
Anónimo. Spain withdraws menopausal treatment Agreal
Scrip (Scrip)
2005
Volumen 3091 página(s) 7

España es el primer país de la UE en el que se retira del mercado la veraliprida (Agreal®) (con fecha 15 de septiembre), debido al riesgo de efectos adversos neuropsiquiátricos: depresión, ansiedad y trastornos del movimiento.

La retirada fue anunciada el 20 de mayo, para ser efectiva a partir del 15 de junio, después de que el Comité de Seguridad de Medicamentos de Uso Humano concluyera que la relación beneficio/riesgo de este fármaco es desfavorable en relación con sus indicaciones, que eran los sofocos y otros síntomas de la menopausia.

La Agencia ha recomendado varias medidas para reducir la incidencia de síndrome de abstinencia: reducción gradual de la dosis (por ej., administrándolo a días alternos por un período de dos semanas), explicar claramente posibles medicamentos alternativos para los síntomas de la menopausia (¿estrógenos?), prestar especial atención a las pacientes que presentan depresión, ansiedad o ataques de pánico tras haber detenido el tratamiento con el fármaco.

Más de 150 españolas planean demandar a Sanofi-SAventis, a través del abogado Fernando Osuna.

La revista Prescrire anunciaba en su número de septiembre que también ella había estado insistiendo en el perfil beneficio/riesgo desfavorable del fármaco, pero éste seguirá disponible en Francia y en Italia.

Prescrire también señaló, en este mismo número, que también valdría la pena retirar el anorexígeno benfluorex (también de Sanofi-Aventis), comercializado como Mediator® en Francia, y que fue retirado del mercado en España en junio debido a dudas sobre su seguridad.

La AEMPS también ha retirado la fenilpropanolamina, utilizada sobre todo en descongestionantes nasales. Se identificaron casos de abuso del fármaco y de uso para reducir el peso, una indicación no autorizada.

También se retiraron del mercado, por razones de seguridad, los derivados anfetamínicos prolintano y pemolina.