Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/3/2020
SIETES contiene 92954 citas

 
Ref. ID 70776
 
Tweet
Peto J, Gilham C, Fletcher O, Matthews FE. The cervical cancer epidemic that screening has prevented in the UK
The Lancet (Lancet)
2004
Volumen 364 página(s) 249-56

ANTECEDENTES: Publicaciones recientes sugieren que la reducción de mortalidad obtenida mediante el programa nacional británico de cribado del cáncer de cuello de útero es demasiado pequeña para justificar sus costes financieros y psicosociales, excepto quizá en un grupo reducido de mujeres de riesgo elevado. MÉTODOS: Se analizaron las tendencias de mortalidad antes de 1988, cuando se puso en marcha el programa nacional de cribado, para estimar la evolución de la mortalidad por cáncer de cuello de útero si no se hubiera aplicado el programa. RESULTADOS: En Inglaterra y Gales, entre 1967 y 1987 la mortalidad por cáncer de cuello de útero en mujeres menores de 35 años aumentó en tres veces. En 1988, la incidencia en este grupo de edad se encontraba entre las más altas del mundo, a pesar de que ya se hacía bastante cribado (no sistemáticamente generalizado). Desde que en 1988 se inició el programa nacional de cribado, la tendencia de la mortalidad a aumentar se ha invertido. INTERPRETACIÓN: El cribado cervical ha prevenido una epidemia que habría causado la muerte de alrededor de una de cada 65 mujeres británicas nacidas después de 1950, y habría causado unas 6.000 muertes anuales. Sin embargo, estos cálculos están sujetos a una incertidumbre sustancial, sobre todo relacionada con los efectos de los contraceptivos orales y los cambios en el comportamiento sexual. Es probable que un 80% o más de estas muertes (hasta 5.000 por año) resultaran prevenidas por el cribado, lo que significa que alrededor de 100.000 de los 8 millones de mujeres británicas nacidas entre 1951 y 1970 habrían sido salvadas de muerte prematura por el programa de cribado, a un coste por vida salvada de unas 36.000 libras. Los datos de las cohortes por año de nacimiento indican fuertemente que la tasa de mortalidad a lo largo de toda la vida es sustancialmente menor en mujeres que fueron sometidas a cribado por primera vez cuando eran más jóvenes. [Se presentan también datos comparativos de otros países europeos, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Canadá. Se observan tasas especialmente elevadas en países de Europa Central, de más de 15 e incluso en algunos casos de más de 25 muertes por 100.000 y año. España presenta tasas de mortalidad por cáncer de cuello de útero relativamente bajas, de entre 1 y 1,5 por 100.000 para el grupo más joven y de entre 5 y 6 por 100.000 para las mayores]