Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 69962
 
Tweet
Laporte JR, Ibáñez L, Vidal X, Vendrell L, Leone R. Upper gastrointestinal bleeding associated with the use of NSAIDs: newer versus older agents
Drug Safety (Drug Saf)
2004
Volumen 27 página(s) 411-20

Se trata de un estudio de casos y controles realizado en 18 hospitales de España e Italia, en una población de casi 11 millones de años-persona, sobre el riesgo de hemorragia digestiva alta (HDA) asociada al uso de antiinflamatorios no esteroides (AINE), con especial énfasis en los de introducción más reciente.

Se identificaron 2.813 nuevos casos de HDA debida a una lesión gástrica o duodenal en pacientes mayores de 18 años, que fueron comparados con 7.193 controles.

La incidencia de HDA fue de 401,4 casos por millón y año. Más de la mitad de los casos tenían más de 65 años, y entre éstos la incidencia fue de 1.174 por millón y año.

Los resultados indican que en nuestro medio un 38% de los casos, es decir 152 por millón y año, son atribuibles a AINE.

Los riesgos asociados a los analgésicos fueron mucho más bajos que los de los AINE. El ketorolaco se asoció al riesgo más elevado [OR=24,7; (IC 95%, 8-77)]. Piroxicam, indometacina, ketoprofeno, naproxeno y ácido acetilsalicílico no cardiovascular se asociaron a riesgos elevados, que se mantenían incluso a dosis bajas.

El aceclofenaco, para el que no se disponía hasta ahora de información epidemiológica sobre su asociación con el riesgo de HDA, mostró el riesgo más bajo entre los AINE. Nimesulida (OR=3,2), dexketoprofeno (4,9), meloxicam (5,7) y rofecoxib (7,2) mostraron riesgos intermedios. Aunque el número de pacientes expuestos a celecoxib fue bajo, se calculó un riesgo de 0,3 (IC 95%, 0,03-4,1) (basado sólo en dos casos y 10 controles expuestos).

Para todos los AINE, el riesgo fue más elevado en los pacientes con antecedente de úlcera péptica (en 3,5 veces) y/o de HDA (en 12,9 veces). Los usuarios simultáneos de AINE y antiagregantes plaquetarios presentaron un riesgo 16,6 veces más alto.

Los hallazgos del estudio no confirman que la selectividad sobre la COX-2 se asocie, por sí misma, a una mejor tolerabilidad gastrointestinal. El rofecoxib, el AINE más selectivo sobre la COX-2 disponible en el mercado, se asoció a un riesgo inesperadamente elevado (OR=7,2), aunque es preciso tener en cuenta que esta cifra se basa en un número limitado de casos y controles expuestos al fármaco. Los resultados referentes a celecoxib son similares a los de un estudio de cohortes reciente en el que se observó un riesgo de la mitad del de rofecoxib, pero se basan en pocos pacientes expuestos, y por tanto tienen un grado elevado de incertidumbre.

Por otro lado, el meloxicam, otro AINE selectivo por la COX-2, se asoció a un riesgo intermedio.

Llama la atención que el piroxicam, con una selectividad por la COX-2 similar o superior a la del ibuprofeno, pero ha sido el AINE con uno de los riesgos más elevados de HDA en todos los estudios epidemiológicos realizados hasta ahora. Los autores concluyen que para los usuarios de AINE, el riesgo de HDA depende sobre todo del fármaco y de su dosis, así como de la comorbididad y los fármacos tomados de manera concomitante