Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/10/2019
SIETES contiene 92829 citas

 
Ref. ID 48251
 
Tweet
Zanfi D. Deficit di glucosio-6-fosfato deidrogenasi: quali farmaci evitare?
Informazioni sui Farmaci (Informazioni sui Farmaci)
1999
Volumen 23 página(s) 139-40

Se conocen más de 400 variedades de déficit en G-6-PD, pero sólo algunas son frecuentes. Las más comunes son la A(-) y la llamada mediterránea. La primera es más frecuente entre los sujetos de raza negra, se caracteriza por una carencia parcial en G-6-PD, y por este motivo una eventual hemólisis tenderá a ser leve/moderada; en estos pacientes sólo los hematíes más viejos pierden el enzima G-6-PD, que se encuentra en un 10% de la actividad normal en los hematíes y reticulocitos más jóvenes; los episodios de hemólisis son raros con los fármacos y frecuentes en caso de infección. En la variante de tipo mediterráneo todos los hematíes carecen del enzima, y a pesar de ello estos pacientes sólo desarrollan hemólisis en circunstancias inusuales; los episodios de hemólisis son graves, y pueden ser desencadenados por fármacos y por infecciones. Los fármacos inductores de hemólisis en pacientes con déficit en G-6-PD son sulfametoxazol (como componente del cotrimoxazol), nitrofurantína, ácido nalidíxico, azul de metileno, doxorrubicina, primaquina, furazolidona, niridazol, fenazopiridina y acetanilida. Hay fármacos a los que se había atribuido este posible efecto adverso, pero que han sido "rehabilitados" y pueden ser consumidos sin riesgos a dosis terapéuticas: ácido ascórbico, ácido acetilsalicílico, quinidina, quinina, cloranfenicol, cloroquina, difenhidramina, isoniacida, fenilbutazona, fenitoína, paracetamol, pirimetamina, estreptomicina, sulfametoxipiridacina, trimetoprim, tripelenamina y vitamina K