Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/10/2020
SIETES contiene 93128 citas

 
Ref. ID 103635
 
Tweet
Wise J. Covid-19 and thrombosis: what do we know about the risks and treatment?
British Medical Journal (BMJ)
21 de mayo 2020
Volumen 369 página(s) m2058

En un estudio realizado en países Bajos en 184 pacientes con COVID-19 ingresados en una UCI, se registró una incidencia acumulada de complicaciones trombóticas de 49%; la mayor parte de estas complicaciones fueron alteraciones observadas en TAC pulmonar. Todos los pacientes habían recibido dosis por lo menos estándar de heparinas para la profilaxis de la trombosis. En otros estudios en Francia y Países Bajos se han registrado incidencias acumuladas de 20 a 30% en pacientes con COVID-19 grave, a pesar de que recibieron profilaxis.

Otros expertos opinan que la incidencia puede ser todavía más alta.

No se sabe si para prevenir estas complicaciones es preferible prescribir dosis de heparinas más altas que las habitualmente utilizadas en profilaxis de la enfermedad tromboembólica (ETE) en pacientes hospitalizados.

El SARS-CoV-2 puede causar inflamación masiva y estimulación de la producción de citocinas, las cuales aumentan la producción de factores de la coagulación en el hígado. Por ejemplo, los niveles de fibrinógeno en un paciente con CO>VID-19 grave son de 10 a 14 g/L, comparado con 2-4 g/L en personas sanas y 5-6 g/L en mujeres embarazadas.

Se estima que en ausencia de tromboprofilaxis la incidencia de trombosis es de 28%, y que con la tromboprofilaxis puede ser reducida a la mitad. La trombosis contribuye de manera importante a la elevada letalidad en estos pacientes.

Los estudios de autopsia han hallado coágulos en los capilares pulmonares de pacientes con COVID-19; esto impide que la sangre oxigenada se desplace desde los pulmones. Se produce una trombosis inmunitaria, con destrucción de tejido pulmonar a causa de la inflamación.

En el Reino Unido los pacientes ingresados en hospital reciben profilaxis de la ETE, y los de COVID-19 también. A pesar de ello, en estos pacientes se registra una elevada incidencia de trombosis, y no se sabe si es preferible prescribir dosis de heparinas más altas que las habituales. No se ha hecho un ensayo clínico de comparación de dosis para aclarar esta cuestión.