Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/8/2020
SIETES contiene 93083 citas

 
Ref. ID 103569
 
Tweet
Fang L, Karakiulakis G, Roth M. Are patients with hypertension and diabetes mellitus at increased risk for COVID-19 infection?
Lancet Respiratory Medicine (Lancet Respiratory Medicine)
11 de marzo 2020
página(s) 1

Los coronavirus patógenos para el ser humano, como el SARS-CoV y el SARS-CoV-2, se fijan a sus células diana mediante la enzima conversiva 2 de la angiotensina (ECA-2), que se expresa en las células epiteliales de pulmón, intestino, riñón y vasos sanguíneos. Esta expresión está considerablemente aumentada en pacientes con diabetes de tipo 1 o 2 que reciben tratamiento con un inhibidor de la enzima conversiva de la angiotensina (IECA) y antagonistas del receptor de la angiotensina 2 (ARA-2).

El tratamiento de la hipertensión arterial con IECA o ARA-2 da lugar a sobrerregulación de la ECA-2, un efecto que también tienen las tiazolidindionas (hipoglucemiantes orales) y el ibuprofeno.

“Estos resultados sugieren que en personas con diabetes y en los que reciben tratamiento con IECA o con ARA-2, la expresión de la ECA-2 está aumentada. En consecuencia, el aumento de la expresión de la ECA-2 facilitaría la infección por COVID-19. De ahí que planteemos la hipótesis de que el tratamiento de la diabetes y el de la hipertensión con fármacos que estimulan la ECA-2 aumenta el riesgo de padecer una enfermedad grave y la mortalidad.”

“Una búsqueda en PubMed el 28 de febrero de 2020 no halló pruebas que indiquen que los antihipertensivos bloqueadores de los canales de calcio aumenten la expresión o la actividad de ECA-2, y por lo tanto estos fármacos podrían constituir un tratamiento alternativo adecuado en estos pacientes”.

[Las pruebas son débiles, y, como afirman los autores, se trata solamente de una hipótesis. En una situación de pandemia, esto obliga a revisar si cada paciente necesita verdaderamente los tratamientos que recibe (a veces sobran los antihipertensivos en pacientes de edad avanzada). No hay por el momento pruebas convincentes de incremento del riesgo de curso clínico desfavorable asociado al tratamiento con IECA y ARA-2; tampoco se dispone de pruebas de que sea tan importante insistir en el tratamiento de la hipertensión hasta diastólicas de menos de 90 mm Hg en pacientes de edad avanzada. En resumen, es necesario producir las pruebas, mediante estudios observacionales que permitan definir mejor los factores de riesgo de neumonía grave en caso de infección por el SARS-CoV-2.]