Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 26/5/2020
SIETES contiene 93011 citas

 
Ref. ID 103518
 
Tweet
Colloca L, Barsky AJ. Placebo and nocebo effects
The New England Journal of Medicine (N Engl J Med)
6 de febrero 2020
Volumen 382 nº 6 página(s) 554-61

Excelente revisión sobre el efecto placebo y el efecto nocebo. De lectura más que recomendable para farmacólogos clínicos, miembros de CEIC y profesionales sanitarios en general.

Se reproducen tres párrafos, solo a título de muestra:

“En muchos ensayos clínicos a doble ciego sobre tratamiento del dolor, o de enfermedades mentales, por ejemplo, las tasas de respuesta a placebo son similares a las tasas de respuesta al tratamiento activo, y hasta un 19% de los adultos y un 26% de las personas de edad avanzada que toman placebos describen efectos indeseados. Además, hasta una cuarta parte de los pacientes que reciben placebo en un ensayo clínico abandonan el tratamiento a causa de efectos adversos, lo que sugiere que puede haber contribuido al abandono un efecto nocebo, aparte de la falta de adhesión al tratamiento por otros motivos…

…Sin embargo, algunas expectativas y el efecto placebo y el nocebo no son conscientemente accesibles. Por ejemplo, es posible condicionar una respuesta de inmunosupresión en pacientes que han recibido un trasplante renal. Esto ha sido demostrado del modo siguiente: se administró un estímulo neutro que había sido anteriormente emparejado a un verdadero fármaco inmunosupresor. La administración del estímulo neutro solo dio lugar a una reducción de la proliferación de células T…

…En un estudio sobre atenolol en pacientes con cardiopatía e hipertensión, la incidencia de efectos adversos sexuales y de disfunción eréctil entre los pacientes que habían sido específicamente informados de estos posibles efectos fue de 31%, comparado con 16% entre los pacientes a los que no se comentaron estos efectos. Análogamente, entre pacientes consumidores de finasterida para hipertrofia benigna de próstata, un 43% de los que habían sido explícitamente informados sobre los efectos adversos sexuales los presentaron, comparado con un 15% entre los que no habían sido informados…”