Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 5/8/2020
SIETES contiene 93082 citas

 
Ref. ID 103248
 
Tweet
Blotière P-O, Raguideau F, Weill A, Elefant E, Perthus I, Goulet V, Rouget F, Zureik M, Coste J, Dray-Spira R. Risks of 23 specific malformations associated with prenatal exposure to 10 antiepileptic drugs
Neurology (Neurology)
2019
Volumen 93 página(s) e1-e14

Este gran estudio confirma el riesgo especialmente elevado de malformaciones congénitas asociado al consumo de valproato (ácido valproico) y topiramato durante la gestación.

Con el fin de evaluar la relación entre la exposición a antiepilépticos (AE) durante el embarazo y el riesgo de malformaciones congénitas (MC), se realizó un estudio de cohortes en las bases de datos sanitarias de Francia. Se incluyeron todos los embarazos de 20 semanas o más ocurridos entre 2011 y marzo de 2015.

Se consideró que hubo exposición a un AE cuando el medicamento había sido dispensado entre un mes antes y dos meses después del inicio del embarazo. El grupo control fue constituido por mujeres gestantes a las que no se dispensó un AE.

Las MC fueron detectadas hasta la edad de un año, y de dos años para microcefalia, hipospadias y epispadias.

La cohorte estuvo constituida por 1.886.825 embarazos, de los que 2.997 tuvieron exposición a lamotrigina, 1.671 a pregabalina, 980 a clonacepam, 913 a ácido valproico, 579 a levetiracetam, 517 a topiramato, 512 a carbamacepina, 365 a gabapentina, 139 a oxcarbacepina y 80 a fenobarbital.

La exposición a ácido valproico se asoció a 8 tipos específicos diferentes de MC. Para espina bífida, OR=19,4 (IC95%, 8,6-43,5). Otras MC asociadas a valproato fueron comunicación interauricular e interventricular, atresia de la válvula pulmonar, síndrome de corazón izquierdo hipoplásico, paladar ojival, atresia anorrectal e hipospadias.

La exposición a topiramato se asoció a un aumento del riesgo de paladar ojival [OR=6,8 (IC95%, 1,4-20,0)].

Otras asociaciones halladas fueron fenobarbital y comunicación interventricular, pregabalina y coartación de la aorta, y clonacepam y microcefalia.

No se hallaron asociaciones significativas entre exposición a lamotrigina, levetiracetam, carbamacepina, oxcarbacepina y gabapentina.

Los autores concluyen que estos resultados confirman el efecto teratogénico del valproato y del topiramato. A causa del número limitado de casos y de la posible influencia de factores de confusión, las otras tres señales deben ser interpretadas con prudencia.