Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 5/12/2019
SIETES contiene 92850 citas

 
Ref. ID 103178
 
Tweet
Schäfer W, Princk C, Kollhorst B, Schink T. Antidepressants and the risk of hemorrhagic stroke in the elderly: a nested case–control study
Drug Safety (Drug Saf)
septiembre 2019
Volumen 42 nº 9 página(s) 1081-9

En este estudio de casos y controles en la base de datos para investigación en farmacoepidemiología en Alemania, se examinó el riesgo de ictus hemorrágico asociado al consumo de diferentes tipos de antidepresivos en personas de edad avanzada.

Se incluyeron 4.059 casos y 40.050 controles. En comparación con los expuestos a antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos (amitriptilina, clomipramina, imipramina, maprotilina, nortriptilina, opipramol, trimipramina), los valores de OR para otros grupos de antidepresivos fueron:

- 1,39 (IC95%, 1,22-1,58) para los ISRS (citalopram, escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina y sertralina),

- 1,69 (IC95%, 1,35-2,11) para los noradrenérgicos y serotoninérgicos específicos (duloxetina, venlafaxina, mianserina, mirtazapina),

- 3,81 (IC95%, 1,54-9,43) para los inhibidores de la recaptación de noradrenalina (reboxetina).

Los IMAO (moclobemida, tranilcipromina) no se asociaron a riesgo [OR=0,55 (IC95%, 0,28-1,05)].

(No se dan detalles sobre la clasificación de cada fármaco antidepresivo en estos subgrupos). Hábito tabáquico, ejercicio y dieta no fueron examinados como posibles factores de confusión.

Se registró un aumento del riesgo de ictus hemorrágico en los pacientes con un riesgo inicial de hemorragia elevado.

Se registraron diferencias de riesgo según el fármaco específico. En una figura se indican los riesgos específicos para algunos fármacos antidepresivos. Los riesgos individuales más elevados (por orden decreciente) fueron para nortriptilina, reboxetina (OR=3), maprotilina, clomipramina, imipramina, venlafaxina (OR>2), mirtazapina, citalopram (OR=1,6) y escitalopram (OR=2,1).

Los autores concluyen que estos resultados muestran que en mayores de 65 años los fármacos inhibidores de la recaptación de serotonina, de noradrenalina o de ambas incrementan el riesgo de ictus hemorrágico, y que la magnitud del riesgo es diferente para cada fármaco.