Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/5/2019
SIETES contiene 92751 citas

 
Ref. ID 103108
 
Tweet
Bersoff-Matcha SJ, Chamberlain C, Cao C, Kortepeter C, Chong WH. Fournier gangrene associated with sodium–glucose cotransporter-2 inhibitors: a review of spontaneous postmarketing cases
Annals of Internal Medicine (Ann Intern Med)
7 de mayo 2019
página(s) 1

Canagliflocina y análogos: la FDA advierte de riesgo de infecciones necrosantes perineales y de genitales, fascitis, gangrena y amputación. Recordad que no se ha demostrado que estos fármacos reduzcan la morbimortalidad cardíaca ni la mortalidad por todas las causas.

Un análisis de una serie de casos notificados al sistema de farmacovigilancia de EEUU, elaborado por la FDA concluye que los inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa (SGLT2) se asocian a un aumento del riesgo de gangrena de Fournier, una rara emergencia urológica caracterizada por infección necrosante de los genitales externos, el perineo y la región perianal. La FDA ya había advertido de este riesgo en 2018.

Desde su primera autorización (canagliflocina) hace seis años, se han notificado unos 55 casos de gangrena de Fournier en pacientes tratados (33 a 87 años de edad). Los criterios diagnósticos fueron infección necrosante perineal con desbridamiento quirúrgico. En comparación, en más de 35 años de experiencia (entre 1984 y 2019) con otros fármacos hipoglucemiantes utilizados en el tratamiento de la diabetes de tipo 2, sólo se notificaron 19 casos asociados a estos últimos: 8 con metformina, 6 con insulina glargina, 2 con insulina de acción corta, 2 con sitagliptina + metformina y uno con dulaglutida.

Alrededor de un 70% de los pacientes afectados fueron hombres. El período de latencia entre el inicio del tratamiento y el diagnóstico fue de 5 días a 49 meses. El cuadro se complicó con cetoacidosis diabética (8 pacientes), sepsis o shock séptico (9 pacientes) e insuficiencia renal (4 pacientes). Ocho pacientes fueron tratados con cirugía de desviación fecal, y dos pacientes desarrollaron fasciitis necrosante de una extremidad inferior que obligó a amputar. Fallecieron tres pacientes.