Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 103087
 
Tweet
Akyea RK, Kai J, Qureshi N, Iyen B, Weng SF. Sub-optimal cholesterol response to initiation of statins and future risk of cardiovascular disease
Heart (Heart)
15 de abril 2019
página(s) 1

Algo más de la mitad de los pacientes que reciben una prescripción de una estatina no experimenta una disminución sustancial del colesterol LDL. Al parecer, la falta de respuesta incrementa el riesgo cardiovascular (RCV).

Esto sugieren los resultados de un estudio observacional en la base de datos CPRD británica. Se examinaron los 165.411 pacientes sin antecedente de enfermedad cardiovascular que iniciaron tratamiento con una estatina entre 1990 y 2016. Un 51,2% (84.609) no mostró una reducción de por lo menos 40% del LDL en los dos años siguientes al inicio del tratamiento.

Durante un seguimiento de duración mediana de 6 años, se registraron 22.798 episodios de morbimortalidad cardiovascular. Las personas que no mostraron respuesta (disminución del LDL) presentaron una tasa de incidencia de morbimortalidad cardiovascular de 22,6 por 1.000 y año, comparado con 19,7 por 1.000 en los que respondieron [RR=1,17 (IC95%, 1,13-1,20)].

Un editorial adjunto indica que probablemente se sobreestimó la proporción de no respondedores, “porque muchos pacientes fueron tratados según guías de práctica clínica (GPC) antiguas”. Añade que “el clínico debe pensar cómo refinar el tratamiento con estatinas más allá de las GPC, de manera individualizada…, aunque se debe siempre tener en cuenta el efecto beneficioso incremental de un tratamiento más agresivo con una estatina”.

[Estos resultados demuestran que la falta de respuesta a las estatinas es mucho más frecuente que la registrada en ensayos clínicos. La razón principal es que los grandes ensayos clínicos con estatinas suelen incluir una fase de run in de unos meses, tras la cual se excluye a los que muestran baja adhesión al tratamiento, los que presentan intolerancia o efectos indeseados, y a menudo los que no responden con una disminución del colesterol.

Alguien los “venderá” como una demostración más de la necesidad de tomar estatinas en prevención primaria, dado que los que responden. No obstante, un riesgo relativo de 1,17 en un estudio observacional no es para tirar cohetes.

El comentario de los editorialistas es el típico de los “expertos” focales con conflictos de intereses.

Recordamos: las estatinas no tienen ningún papel en prevención primaria cardiovascular, y tienen un efecto preventivo cardiovascular muy modesto en términos absolutos, en poblaciones altamente seleccionadas participantes en los ensayos clínicos.]