Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 14/10/2019
SIETES contiene 92822 citas

 
Ref. ID 103027
 
Tweet
Valles-Colomer M, Falongy G, Darzi Y, Tigchelaar EF, Wang J, Tito RY, Schiweck C, Kurilshikov A, Joossens M, Wijmenga C, Claes S, Van Oudenhove L, Zhernakova A, Vieira-Silva S, Raes J. The neuroactive potential of the human gut microbiota in quality of life and depression
Nature Microbiology (Nat Microbiol)
4 de febrero 2019
página(s) 1

La microbiota intestinal produce moléculas neuroactivas directamente, así como moléculas que influyen sobre las células humanas para producir otras moléculas también neuroactivas. Por lo tanto, la microbiota podría influir sobre las enfermedades mentales y sobre la sensación de “bienestar”.

En este estudio, un equipo europeo secuenció la totalidad de los genomas de todas las bacterias intestinales de las heces de más de 1.000 personas cuyo estado funcional había sido evaluado con la escala RAND-36 y cuyo estado depresivo había sido evaluado por médicos. Las asociaciones identificadas en este subgrupo fueron evaluadas en una segunda muestra independiente de más de 1.000 personas.

Mayores recuentos de Coprococcus y de Faealibacterium y menores de Flavonifracter se asociaron a mejor estado funcional. Recuentos más bajos de Coprococcus y de Dialister se asociaron a depresión (tras controlar por consumo de antidepresivos).

Los estudios sobre el metabolismo de las bacterias asociadas a estado funcional y a depresión identificaron varias moléculas que podrían ser mediadoras de estos efectos.

Se comenta en JW que en estudios de este tipo los investigadores investigan simultáneamente tantas variables, que, a pesar de que se apliquen análisis estadísticos rigurosos, pueden aparecer asociaciones debidas al azar. Además, también las asociaciones establecidas de manera sólida podrían no implican causalidad. Sin embargo, las pruebas de que la microbiota intestinal podría inflouir sobre la sensación de bienestar y el humor crece, y plantea la posibilidad de un nuevo tipo de tratamiento: los psicobióticos.