Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 18/9/2019
SIETES contiene 92806 citas

 
Ref. ID 103014
 
Tweet
Brutcher RE, Kurihara C, Bicket MC, Moussavian-Yousef P, Reece DE, Solomon LM, Griffith SR, Jamison DE, Cohen SP. Compounded topical pain creams to treat localized chronic pain: a randomized controlled trial
Annals of Internal Medicine (Ann Intern Med)
mayo 2019
Volumen 170 nº 5 página(s) 1-20

El consumo de cremas en aplicación tópica para el tratamiento del dolor aumenta, pero no se conocen la eficacia y la inseguridad de estos productos. El objetivo de este ensayo clínico (EC) sobre tres intervenciones diferentes, realizado en un centro militar, fue determinar la eficacia de cremas con productos activos en el tratamiento del dolor crónico.

Participaron 399 pacientes con dolor localizado, clasificado por el médico en neuropático (n=133), nociceptivo (n=133) o mixto (n=133). Las cremas contenían ketamina, gabapentina, clonidina y lidocaína para el dolor neuropático, ketoprofeno, baclofeno, ciclobenzapirina y lidocaína para el dolor nociceptivo, y ketamina, gabapentina, diclofenac, baclofeno, ciclobenzapirina y lidocaína para el dolor mixto.

La variable principal fue la puntuación media de dolor un mes después del tratamiento. Se consideró que una reducción de la puntuación de dolor de 2 puntos o más, junto a una puntuación de más de 3 en una escala de satisfacción de 5 puntos, era una respuesta positiva “categórica”. Las variables secundarias fueron las puntuaciones en la escala SF-36 (de calidad de vida), satisfacción y respuesta categórica. Los participantes con evolución positiva fueron seguidos durante tres meses.

Ensayo clínico promovido por la Agencia de los Centros de Investigación en Ciencias de la Rehabilitación del Departamento de Defensa de EEUU y registrado en ClinicalTrials.gov con el nº NCT 02497066.

No se registraron diferencias en la variable principal (reducción promedio de la puntuación de dolor entre el grupo tratado y el grupo de control), en ninguno de los tres tipos de dolor: -0,1 puntos (IC95%, de -0,8 a +0,5) en dolor neuropático, -0,3 (IC95%, de -0,9 a 0,2) en dolor nociceptivo, y -0,3 (IC95%, de -0,9 a 0,2) en dolor mixto. Tampoco se hallaron diferencias cuando se consideraron todos los pacientes conjuntamente [diferencia de -0,3 (IC95%, de -0,6 a 0,1)].

Al cabo de un mes, 72 participantes (36%) de los grupos de tratamiento activo y 54 (28%) de los grupos de control mostraron una evolución positiva [diferencia de 8% (IC95%, de -1% a 17%)].

Los autores reconocen que la generalización de estos resultados está limitada por la heterogeneidad entre las patologías dolorosas y entre las formulaciones de fármacos en los grupos aleatorizados a tratamiento activo. Además, el seguimiento fue solamente de un mes.

Concluyen que las cremas compuestas para el dolor no fueron mejores que las cremas de placebo, y que su precio elevado comparado con el de otros productos comercializados debería determinar una reducción de su consumo.