Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/10/2019
SIETES contiene 92826 citas

 
Ref. ID 102908
 
Tweet
Modin D, Jorgensen ME, Gislason S, Jensen JS, Kober L, Claggett B, Hegde SM, Solomon SD, Torp-Pedersen C, Biering-Sorensen T. Influenza vaccine in heart failure cumulative number of vaccinations, frequency, timing, and survival: a Danish nationwide cohort study
Circulation (Circulation)
10 de diciembre 2018
Volumen 139 nº 5 página(s) 575-86

Tal como recuerda insistentemente Tom Jeferson, los ensayos clínicos no han demostrado que la vacunación contra la gripe dé lugar a una disminución de la mortalidad o ni tan siquiera de los ingresos hospitalarios.

En este artículo se describe un estudio observacional realizado sobre las bases de datos sanitarias de Dinamarca, en el que se registra una disminución de la mortalidad en los pacientes con insuficiencia cardíaca que se vacunaron de la gripe, comparados con los no vacunados:

Los resultados de este estudio observacional realizado sobre las bases de datos sanitarias de Dinamarca indican que en pacientes con insuficiencia cardíaca (IC) la vacunación contra la gripe se asocia a reducción de la mortalidad.

Se identificaron casi 135.000 pacientes diagnosticados de IC entre 2003 y 2015. Las tasas anuales de vacunación contra la gripe durante el período del estudio fueron de entre 16% y 54%. Durante unos 3,5 años ded seguimiento, falleció un 58% de la cohorte; una tercera parte de los fallecimientos fue debida a causas cardiovasculares.

Tras los ajustes estadísticos, se observó que los pacientes que habían recibido por lo menos una vacunación contra la gripe durante el período de estudio, comparados con los que no habían recibido la vacuna, mostraron una probabilidad un 18% menor de morir por causa cardiovascular. Además, recibir la vacuna en septiembre u octubre pareció tener mayor efecto protector que recibirla en noviembre o en diciembre.

Los autores concluyen que “en pacientes con insuficiencia cardíaca la vacunación contra la gripe debe ser considerada como una estrategia terapéutica potencial para mejorar la supervivencia, comparable a otros tratamientos médicos, como los bloqueadores ß-adrenérgicos o los IECA”.